MEL GIBSON

No fue un caso aislado: los escándalos que demolieron la carrera de Mel Gibson

El ganador del Óscar cometió varios errores que Hollywood no está dispuesto a perdonar.
jueves, 15 de julio de 2021 · 00:30

Con una trayectoria de más de cuarenta años en la industria, dos Premios Óscar en su haber y participaciones en una gran cantidad de títulos de éxito, no es descabellado asegurar que Mel Gibson es, probablemente, una de las estrellas de primer nivel que ha logrado ofender a la mayor cantidad de personas durante el último tiempo.

El actor australiano alcanzó la fama gracias a su trabajo en “Mad Max” y logró consolidarse con la franquicia de “Arma Mortal (Lethal Wheapon)”. A mediados de los noventa probó suerte como director con “Corazón Valiente (Braveheart)” y se ganó los aplausos de la crítica tanto por su labor delante como detrás de la cámara.

"Corazón Valiente" fue ganadora de cinco Premios de la Academia, lo que incluye mejor película y mejor dirección.

Sin embargo, en la última década y media, una serie de escándalos han logrado sepultar la carrera de quién supo ser uno de los favoritos de Hollywood. A inicios del milenio, hizo sus honores a su fama de hombre temperamental al meter la pata en acontecimientos muy seguidos en el tiempo.

No solo se ensañó con el colectivo LGTB+ con alusiones despectivas, sino que dejó en evidencia tanto su racismo, misoginia y violencia, como su dependencia a las sustancias y al alcohol.

 

Los registros que lo condenaron

Si bien el carácter difícil de Mel Gibson ya era conocido desde hace décadas, hace algunos años una grabación efectuada durante una detención por conducir bajo los efectos del alcohol fue filtrada a la prensa y dejó al descubierto una clara postura antisemita. Entre una serie de insultos, el actor habría dicho que “los judíos eran culpables de las guerras de la humanidad” y que el Holocausto era algo inventado.

El actor formó parte de un escándalo mediático cuando se filtró una grabación donde agredía a su pareja.

Aquel incidente, que hoy el intérprete tilda de desafortunado, es todavía algo de lo cual el actor no se puede despegar. Más tarde se defendería: "Fui grabado ilegalmente por un agente de policía sin escrúpulos que nunca fue procesado por su crimen, y que ganó dinero cuando varios miembros de lo que podríamos llamar la prensa lo publicaron".

Sin embargo, este no ha sido el único registro que evidencia las conductas repudiables de Mel Gibson. En 2010, también se hizo público un mensaje de voz que el actor dejó a su pareja, la concertista rusa Oksana Grigorieva, luego de haberla lastimado durante un forcejeo en el que ella sostenía a la hija recién nacida de ambos

En la grabación se oía una contundente amenaza hacia su mujer, además de una aluvión de improperios machistas y racistas. La defensa de Gibson intentó aclarar que todo aquello era parte de "una frase (que) está sacada de contexto", aunque no habría un marco que avalara su actitud.

Durante el último tiempo, Gibson ha formado parte de películas independientes y colaboraciones con amigos.

"Mi vida y mi carrera han terminado", llegó a reconocer en una posterior entrevista Mel Gibson, consciente de que hablar mal de los judíos, los homosexuales y los afrodescendientes era algo que no podría pasar por alto en estos tiempos.

Desde entonces, ha participado en papeles menores en la industria o proyectos independientes. En los últimos años hizo un cameo en “Los Indestructibles 3 (The Expendables 3)” y otro en “Machete Kills”.

Probablemente lo más relevante en lo que ha participado en los últimos años ha sido  “Entre la razón y la locura (The Professor and the Madman)”, la película dirigida por su colega en “Apocalypto”, Farhad Safinia.

Otras Noticias