SHAILENE WOODLEY

“Comía 350 calorías”: Shailene Woodley habló sobre la cinta que superó todos sus límites

Aun así, la estrella sacó algo positivo de la experiencia.
sábado, 17 de julio de 2021 · 03:30

La actriz Shailene Woodley ha estado activa dentro del mundo del entretenimiento desde que era muy pequeña y ha participado en todo tipo de proyectos.

Durante sus dos décadas de carrera, la intérprete de 29 años ganó varios reconocimientos por parte de la crítica y el público, entre los que se destacan un Globo de Oro. Pero para ello, también se ha comprometido con papeles que requieren llegar a algunos extremos. Uno en particular, le supuso el mayor de los desafíos.

En la pantalla chica, Woodley se destacó recientemente por su trabajo en "Big Little Lies".

En una entrevista con Vulture, la estrella de “Big Little Lies” reveló que tiene muchas cosas en cuenta antes de decidirse a participar en una película o serie de televisión. No solo considera la historia que va a ayudar a contar, sino que también tiene en cuenta con quién va a trabajar.

Por tal motivo no perdió la oportunidad de llenar de elogios a Sam Claflin, con quien compartió pantalla en el drama inspirado en la vida real “A la deriva (Adrift)”. La película de 2018 cuenta la historia real de una pareja que se queda varada en mitad del Océano Pacífico y debe navegar hasta Hawaii sin comunicación o herramientas de navegación.

 

La película que llevó a sus límites a Shailene Woodley

Como muchos se imaginarán, tanto Shailene Woodley como Sam Claflin tuvieron que enfrentarse a unas condiciones bastante brutales durante el rodaje. La pareja tuvo que adoptar una dieta estricta para perder una gran cantidad de peso para sus papeles. De hecho, la actriz reveló que tuvo que sobrevivir con solo 350 calorías al día durante las dos últimas semanas de rodaje.

"Adrift" fue dirigida por Baltasar Kormákur y se basó en las experiencias de Tami Oldham
Ashcraft.

"Durante las dos últimas semanas, comí una lata de salmón, algo de brócoli al vapor y dos yemas de huevo cada día: 350 calorías", contó Woodley en otra entrevista ante The Sunday Times. "Fue jodidamente miserable".

Shailene Woodley, además, compartió que como no podía dormirse con el estómago vacío, tenía que tomar una copa de vino al final de la noche para asegurarse de que podía conciliar el sueño.

La película recibió reseñas generalmente positivas de parte de la crítica y de la audiencia.

Está claro que el rodaje de "A la deriva" no fue nada fácil. Sin embargo, el talento reconoció que afortunadamente siempre tuvo el apoyo de su coestrella para los momentos más complejos y su trabajo en el film le brindó una experiencia única.

Otras Noticias