SHREK

La insólita confesión del guionista de “Shrek” que mancha a Disney

La cinta del ogro se lanzó en el 2001 y se convirtió en la primera en ganar como Mejor Película Animada en los Óscar.
sábado, 17 de julio de 2021 · 06:30

Shrek” se convirtió en una referencia para todas las producciones que buscan la parodia como norte. La película estrenada en 2001 demostró que no hacía falta hacer chistes de mal gusto para reírse de producciones icónicas y de esta forma cautivar tanto al público infantil como al adulto.

Por supuesto, esto requirió que los responsables de la película del ogro se encargaran de una peculiar práctica. Lo que parecía un secreto, fue confesado por uno de los guionistas, Roger Schulman, que llegó a la producción para reescribirla y agregarle más detalles humorísticos al trabajo hecho por los anteriores libretistas.

Hasta el 2001, los Óscar no tenían una categoría a Mejor Película Animada.

En una entrevista con Mirá A Quién Encontré, Schulman habló sobre cómo fue el proceso de escritura de “Shrek”. Originalmente, la idea era que solo aportara algunos chistes a lo largo de lo que ya se había escrito, pero el redactor les explicó que no era posible trabajar así y que era necesario reescribirlo para que quedara perfectamente pulido. Así, nacieron un sinfín de chistes en los que la base humorística fue la parodia.

Entre los aspectos más importantes de la obra de “Shrek” están los cuentos infantiles, que históricamente se popularizaron desde Disney. Al respecto, Schulman aseguró: “Nos queríamos reír de los cuentos de hadas de Disney. Crearon una tradición narrativa que es parte de la cultura”. Gracias a esto, no solo copiaron las estructuras de los relatos sino que directamente hasta tomaron personajes que habían sido popularizados por la empresa del ratón y se encargaron de darles otro giro.

Pinocho es uno de los personajes más recordados de la película.

Los sets también hicieron su parte

No solo la historia de “Shrek” se encargó de burlarse de Disney, también los escenarios en los que transcurrieron los hechos hicieron lo suyo. El director de arte de la primera película, Guillaume Aretos, contó a Mirá A Quién Encontré que necesitaban que la tierra de Lord Farquaad fuera parecida a un lugar en el que “la felicidad es obligatoria”. Así, al terminar de diseñar los sets de la Edad Media, notaron que había un gran parecido con Disneyland, el parque de diversiones del ratón, y se encargaron de potenciarlo al máximo.

Fuente: (Dreamworks)

Otras Noticias