GAME OF THRONES

El momento en que Sansa demostró que ya no era el mismo personaje en “Game Of Thrones”

La serie tuvo muchos momentos que causaron fuertes reacciones en los espectadores, pero este superó a casi todos.
domingo, 18 de julio de 2021 · 11:06

La serie “Game of Thrones” es uno de los mayores fenómenos televisivos de la historia. A pesar de su abrupto y decepcionante final, durante sus ocho temporadas supo tener grandes momentos que quedarán en la memoria de los fanáticos para siempre. Sin embargo, hubo algunos que fueron demasiado lejos y causaron estupor entre los espectadores; uno de los más recordados es el protagonizado por Sansa Stark (Sophie Turner).

Algo que se remarcó a lo largo de la serie es que Sansa no es fuerte debido a lo que sufrió, sino que lo es a pesar de eso.

El personaje de Sansa en la serie basada en los libros de George R.R. Martin es uno de los que más sufre su destino, pero también es el que más crece a lo largo de la ficción. Uno de sus últimos tormentos antes de reencontrarse con Jon Snow (Kit Harrington), fue el estar casada con Ramsay Bolton (Iwan Rheon). El bastardo de los Bolton era cruel, despiadado y la torturó y abusó sin descanso. Pero ella tuvo la oportunidad y se vengó de una manera terrible.

Luego de la batalla de los bastardos, en la sexta temporada de “Game of Thrones”, Ramsay es derrotado y capturado como prisionero de los Stark en Winterfell. Allí, Sansa decide confrontarlo mientras está atado en el calabozo. El personaje que supo ser dulce y compasivo, aunque bastante ingenuo, se vio obligado a crecer de golpe y ahora no piensa en otra cosa más que en la venganza. Por eso decide terminar con la vida de su torturador de una manera horrible y muy apta para él.

Fanático de la caza de personas, Bolton tenía perros entrenados que despedazaban y se alimentaban de sus víctimas. Pero en preparación a la batalla, no los había alimentado por una semana, algo que ella remarca en esa inolvidable escena de “Game of Thrones”. Los libera y observa cómo sus perros se lo devoran vivo. Para muchos esto fue demasiado, no solo por lo crudo del momento, sino por lo que supone para Sansa haber imitado los pasos de Ramsay y asesinarlo de esa manera. De todas formas, el personaje era tan odiado y terrible que fue festejado por varios.

Fuente: (HBO)

El personaje que más creció en toda la serie

Si bien en “Game of Thrones” la gran mayoría de los protagonistas tuvieron historias complejas y un arco muy completo, el de Sansa es el más impresionante. A principios de la serie, solo quería casarse con un rey y tener una vida llena de comodidades, pero el destino fue muy cruel con ella: vio cómo asesinaban a su padre, la casaron a la fuerza con Tyrion Lannister (Peter Dinklage), la acusaron del asesinato de Jeoffrey (Jack Gleeson) y escapó solo para terminar casada con Ramsay Bolton.

La coronación de Sansa fue uno de los pocos momentos celebrados del final.

Pero todo esto la hizo fuerte, una sobreviviente que luego de escapar de Ramsay buscó a su hermano, armó un ejército y fue una de las responsables de la victoria y la recuperación de Winterfell. Eventualmente, fue ella la que se ganó la confianza de los señores del Norte y en el final de “Game of Thrones” ocupaba el trono, pero no como imaginaba cuando era pequeña. Sansa se convirtió en la reina del Norte, territorio que ella logró separar de Westeros.

Otras Noticias