BRAD PITT

De conductor de limusina a estrella de cine: cómo fue el salto a la fama de Brad Pitt

El actor tuvo que luchar para conseguir sus primeros roles en Hollywood y todo se lo debe a un extraño encuentro.
lunes, 19 de julio de 2021 · 15:12

El actor Brad Pitt no solo es una de las personas más talentosas en la industria y tiene una gran carrera para demostrar que es más que una cara bonita. Desde que inició sus pasos en el mundo de la actuación, causó una gran impresión con sus memorables actuaciones. Pero lo que pocos saben es que le debe su éxito a una stripper que le cambió la vida.

El actor se instaló en Los Angeles en 1986 y consiguió su primer rol en la televisión en 1988.

Cuando decidió perseguir una carrera como actor, el ganador del Óscar se mudó a Los Angeles y, como no tenía dinero, tomaba cualquier trabajo que le permitiera seguir allí. Mientras intentaba conseguir audiciones y se frustraba por el funcionamiento de la industria, se despeñaba de lo que encontraba, desde pollo gigante fuera de un restaurante, hasta conductor de limusinas para strippers. Lo que nunca imaginó fue que sería este último el trabajo que realmente lo convertiría en quien es hoy en día.

Entre finales de los 80 y principios de los 90, tuvo muchos roles pequeños como invitado en varias series.

En una conferencia de actores en la que participó en 2008, reveló que ese trabajo fue el último que tuvo antes de adentrarse realmente en el mundo de la actuación y la industria. Si bien contó que en un principio lo disfrutaba, después de unos meses le parecía deprimente y que estaba decidido a renunciar, pero su jefe lo convenció para que aceptara un viaje más y eso fue lo mejor que le pasó.

En ese último trabajo, Pitt empezó a hablar con una de las chicas y le habló acerca de sus aspiraciones. Fue ahí que ella le dijo de una clase de actuación a la que asistía y que debería darle una oportunidad. Fue en ese momento que hizo contactos verdaderamente importantes y consiguió la audición para las series “Another World” y “Dallas”. Aún hoy recuerda a esa chica con cariño porque dice que esa charla cambió su vida y su carrera.

Su gran salto a la fama llegó en 1991 cuando apareció en la película "Thelma & Louise". Todos los que trabajaron en la cinta recuerdan que notaron al instante que Pitt sería una estrella.

 

La vida que dejó atrás

Brad Pitt nació en una familia de clase media y cuando era pequeño se mudó a Springfield, en el estado de Missouri. Su padre era dueño de una compañía de transporte y su madre era consejera escolar. Desde pequeño se interesó en la actuación y participó en algunas producciones de su escuela, pero jamás creyó que haría una carrera con eso. 

En 1982, Brad entró a la universidad de Missouri y pensaba graduarse con título en periodismo y publicidad. Pero poco a poco empezó a notar que no tenía interés en las clases a pesar de que era un buen estudiante. Cuando le quedaban pocas semanas para graduarse, se dio cuenta de que su destino estaba en Los Angeles. Empacó sus cosas y con tan solo unos cientos de dólares se mudó a la costa oeste para perseguir su sueño.

Otras Noticias