STEVEN SEAGAL

El escatológico infierno que vivió Steven Seagal durante la grabación de “Hard to Kill”

La estrella de acción fue humillada en pleno rodaje.
lunes, 19 de julio de 2021 · 00:30

La película “Difícil de Matar (Hard To Kill)” fue una pieza clave en el ascenso al estrellato de Steven Seagal. Si bien el actor  todavía delineaba su perfil de figura de acción, con la cinta terminó de demostrar su idoneidad para las artes marciales.

Sin embargo, su rodaje podría no haber sido de lo más placentero. De hecho, de acuerdo al testimonio de su coestrella William Sadler, el maestro de cinturón negro habría vivido un verdadero infierno escatológico.

La carrera de Seagal ha ido en declive debido a una gran cantidad de escándalos, entre los que se incluyen acusaciones de agresión sexual.

En el marco de una pasada entrevista con el medio Cheatsheet para la promoción de su último filme, Sadler rememoró una escena de la película y recordó una situación donde Steven Seagal se fue humillado por el reino animal.

"Tengo historias de Seagal", adelantó Sadler. "Creo que ahora vive en Rusia, ¿no? Creo que también sé por qué", esbozó entre risas. El actor pasó a referirse sobre una escena que rodaron en pleno zoológico, donde su compañero se enfrentaba a su némesis en la ficción.

"Hard To Kill" es una de las películas más emblemáticas del actor.

Aquella situación se grababa frente al recinto de los simios, quienes fueron testigos de las peripecias del detrás de escena. Según Sadler, en un determinado momento los chimpancés se exasperaron y comenzaron a lanzarles excremento.

De acuerdo al testimonio del actor, Steven Seagal no habría sido lo suficientemente rápido para esquivar las deposiciones. "Pensé, vaya, todo el mundo es un crítico", complementó la anécdota.

 

Jean-Claude Van Damme no se la dejó pasar

A lo largo de la década de los noventa, Steven Seagal trascendió por sus escándalos e incluso algunos altercados con sus contemporáneos del mundo del espectáculo.

En 1997, se conoció que durante una fiesta privada en la mansión del actor Sylvester Stallone, el entrenador físico repitió en varias ocasiones que podría fácilmente "patearle el trasero" al popular actor de cine, karateka y artista marcial Jean-Claude Van Damme.

Sylvester Stallone validó la anécdota sobre la pelea entre Van Damme y Seagal.

Las malas lenguas expresaron que al escucharlo, Van Damme lo retó a demostrarlo en el jardín de la mansión, pero para ese entonces, Seagal ya se había retirado de la fiesta. Según Stallone, Van Damme enfurecido lo siguió hasta un club nocturno y le propuso el combate de nuevo, pero este prefirió declinar el combate.

Otras Noticias