RYAN REYNOLDS

Ryan Reynolds admitió su peor padecimiento: "Tiene su propia nube y puede traer oscuridad"

El actor es conocido en todo el mundo por sus icónicos roles, pero lo que pocos saben es que debe lidiar con grandes fantasmas todo el tiempo.
jueves, 22 de julio de 2021 · 08:46

El actor Ryan Renolds se ha convertido en una de las figuras más importantes y reconocidas de la industria del entretenimiento. Sus películas son un éxito por el simple hecho de tenerlo asociado y se ha ganado un lugar muy especial en el corazón de sus fanáticos. Sin embargo, para él lidiar con la fama y todo lo que implica su trabajo no siempre es algo sencillo, la ansiedad que lo ha acompañado toda su vida dificulta esta situación.

En los últimos años, además de enfocarse en la actuación, se ha dedicado a los negocios y fundó su propia compañía de gin.

El protagonista de “Definitivamente, Tal Vez (Definitely, Maybe)” fue al podcast SmartLess, de los actores Jason Bateman, Sean Hayes y Will Arnett, y allí habló en detalle acerca de su salud mental y de cómo a veces la fama puede ser uno de los factores que la perjudica. En mayo de este año, el esposo de Blake Lively publicó una fotografía en honor al día mundial de la salud mental y se refirió a su relación con la ansiedad, por lo que Hayes, uno de los presentadores, le preguntó si consideraba que era algo desatado por su éxito y si no le parecía aterrador deshacerse de eso.

Creo que esa es la peligrosa cuerda floja en la que mucha gente se encuentra. Veo a la ansiedad como una especie de motor en cierto modo, a veces para la creatividad, pero tiene su propia nube y puede traer oscuridad, reveló Ryan Reynolds en el programa. De todas formas, reconoce que fue justamente su ansiedad la que lo ayudó a crecer y ser quién es.

Para Ryan, trabajar en Hollywood puede ser similar a la ansiedad en el sentido de que todo el tiempo se piensa a futuro.

“Me permitió transformarla un poco y convertirla en algo útil, lo que es siempre algo muy bueno”, agregó Ryan. Pero esto no quita que pueda llegar a ser un verdadero padecimiento y que hay veces en que la única forma de controlarla es recurrir a los fármacos. “Hay mucho insomnio asociado, muchas noches sin dormir y sobre analizando todo, y es muy difícil apagar el cerebro. Ahí es cuando empiezas a depender de medicaciones de todo tipo y cualquier otra cosa para poder llevarte a un lugar centrado”, sentenció.

 

El momento en que todo empezó

Ryan Reynolds nació en Canadá, un lugar que suele ser asociado en la ficción con gente amable y educada. Si bien él reconoce que tuvo una buena infancia, también sabe que muchas situaciones que experimentó de pequeño lo llevaron a desarrollar su ansiedad. “Empezó cuando era un niño. La casa en la que crecí no era completamente horrible en el panorama general, pero mi papá nunca fue una persona sencilla para tener cerca”, admitió.

“Era como una mina terrestre cubierta de piel. Nunca sabías cuándo podías pisar el lugar incorrecto y hacerlo explotar”, confesó Reynolds, que admitió que fueron esos momentos en los que empezó a intentar prever todo y que esto eventualmente llevó a la ansiedad. “Creo que predecir el futuro es un gran ladrillo en la pared de la ansiedad. No podemos adelantarnos al futuro, por lo que constantemente estás viviendo con cosas que podrían o no pasar”, sentenció.

Ryan nació en Vancouver en 1976. Su padre era un mayorista de alimentos y boxeador semi-profesional. 

Otras Noticias