“Orgullo y Prejuicio (Pride and Prejudice)”

La verdadera historia detrás de la escena más cuestionada de "Orgullo y Prejuicio"

El film de Joe Wright se tomó algunas licencias creativas necesarias.
viernes, 23 de julio de 2021 · 10:53

Si se realiza un recorrido por las obras literarias que contaron con exitosas adaptaciones fílmicas, el nombre de Jane Austen se destaca entre la multitud. La bibliografía de la célebre escritora contó con múltiples recreaciones para la pantalla grande y, sin dudas, su novela “Orgullo y Prejuicio (Pride and Prejudice)” fue la más elegida por los directores a la hora de crear historias de época. Según un estudio de la Universidad de Virginia, la obra contó con 17 adaptaciones cinematográficas a lo largo del último siglo. Dentro de ellas, la producción a cargo de Joe Wright del año 2005 se convirtió en la más relevante.

Fuente: (Universal)

El film protagonizado por Keira Knightley conquistó de manera inmediata a la audiencia y en la actualidad, es considerado como uno de los clásicos indiscutidos del género de época. Gran parte de este fenómeno se debe al increíble ingenio de su director, quien logró una ejecución cuidadosa, pero con tintes personales que le aportaron un significativo realismo. Según confesó el cineasta, no leyó la obra original hasta que se encontraba absolutamente sumergido en la producción y eso le permitió un gran abanico de licencias estéticas que lograron destacarlo entre el resto.

La novela de Jane Austen fue publicada en 1813.

La idea de Wright para “Orgullo y Prejuicio (Pride and Prejudice)” era capturar los aspectos más sórdidos de Austen que se encontraban solapados en medio de sus exquisitas descripciones de la campiña inglesa del Período de la Regencia. “Creo que lo desordenado es hermoso. Creo que el orden es feo. A través de mi investigación, también descubrí que la vida era bastante sucia en esos días. No todo estaba limpio y prístino. Los Bennet realmente no tenían las finanzas para mantener una casa como esa en el orden en que debería mantenerse. Solo se habrían bañado una vez a la semana y rara vez se lavaba la ropa", expresó el director al intentar explicar las características sustanciales de su obra fílmica.

Al parecer, la intención del director era demostrar que en medio de aquel retrato idílico creado por Jane Austen, también existían aristas más terrenales, y en este sentido, “Orgullo y Prejuicio (Pride and Prejudice)” encontró realismo en una de sus escenas más cuestionadas.

 

La inesperada escena del cerdo

Para dejar de lado el puritanismo y los buenos modales, Wright incluyó la mítica escena de los testículos del cerdo de la granja familiar, para quitar a la familia de aquel retrato impoluto de época, tan disímil a la realidad.

La música del film estuvo a cargo de Dario Marianelli y Jean-Yves Thibaudet.

"Bueno, sentí que los testículos de cerdo eran necesarios para la trama. Lo cierto es que la familia Bennett eran gente del campo rodeada de animales. Su existencia realmente no habría sido tan delicada. Quería sacar a Austen de ese elegante salón", expresó Wright en diálogo con Hot Press. Sin lugar a dudas, la decisión del director fue rotundamente atinada y, hoy en día, su versión de “Orgullo y Prejuicio (Pride and Prejudice)” es la más alabada por la crítica y la audiencia.