BILLY ELLIOT

Caos interminable: el proceso de rodaje de “Billy Elliot” fue un verdadero calvario

El director se las ingenió para sortear el enorme desafío.
sábado, 24 de julio de 2021 · 17:30

El 26 de enero de 2001 el Festival de Cine de Valladolil fue el escenario en el que se estrenó la película “Billy Elliot”. La ópera prima de Stephen Daldry estuvo protagonizada por Jamie Bell y conmovió de manera inmediata a los amantes del cine. La cálida historia del niño que logra desafiar a su padre para defender su pasión dentro del mundo de la danza marcó a toda una generación y se convirtió en un verdadero suceso de la industria. Lo que pocos saben es que el proceso de rodaje de la pieza, en muchas ocasiones, fue un verdadero calvario.

Fuente: (Universal Pictures)

El primer desafío con el que se encontró la producción a cargo de Charles Brand fue el de hallar al actor ideal para interpretar al personaje protagónico. En el proceso de casting, los responsables audicionaron a más de 2.000 niños antes de encontrar a Bell. El joven actor tenía 14 años de edad en aquel entonces y tuvo que enfrentar siete pruebas exhaustivas antes de coronarse con el papel.

Trabajar con niños no es tarea fácil y Daldry puede dar testimonio de ello. Para rodar la totalidad de la película, el equipo contaba tan solo con 7 semanas y una cláusula tajante. La mayoría de los intérpretes de “Billy Elliot” eran menores de edad y las leyes vigentes obligan a los responsables a cumplir el estricto horario de trabajo que incluye tan solo el periodo de 9 a 5 y con los sábados libres. A toda marcha, Daldry logró finalmente salir airoso.

La película se desarrolla en un pueblo del condado de Durham, Inglaterra, durante la huelga de los mineros del Reino Unido de 1984-1985.

Por último y no por ello menos importante, existió otro aspecto que complicó sustancialmente el rodaje de “Billy Elliot”. Jamie se encontraba en plena pubertad y sus constantes cambios físicos y de voz eran cada vez más evidentes. Debido a ello, la postproducción de la película tuvo que sincronizar varios audios para mantener su dulce voz infantil. A pesar de los incordios, el film fue extremadamente aclamado por la crítica y, a 20 años de su estreno, es considerado como una de las piezas maestras del ambiente del cine.

 

De la mano del más grande

Luego de vislumbrar la pieza fílmica en el Festival de Cannes, Elton John se comprometió con el desafío de convertir a “Billy Elliot” en un musical teatral. El cantante se encargó de componer todas las piezas musicales pertinentes para el espectáculo.

El crítico Roger Ebert, del Chicago Sun-Times, dio a la película tres sobre cuatro estrellas.

Tras el estreno en West End, la obra contó con múltiples adaptaciones a lo largo de todo el mundo.