GLADIADOR (GLADIATOR)

El caos que creó una obra maestra: cómo fue el desastroso rodaje de “Gladiador”

La recordada película ganadora del Óscar es uno de los mayores clásicos del cine, pero cada detalle de su producción hace que este hecho parezca un milagro.
sábado, 24 de julio de 2021 · 10:41

La película “Gladiador (Gladiator)” es uno de los mayores clásicos del cine de las últimas décadas. El drama histórico conquistó la pantalla grande, la taquilla y hasta la temporada de premios del año de su estreno. Pero llegar a ese resultado no fue una tarea para nada fácil, ya que la producción de la cinta de Russell Crowe fue de lo más caótica e improvisada. 

“Gladiador (Gladiator)” le valió un Óscar a mejor actor a Russell Crowe y puso en la mira a Joaquin Phoenix. 

La filmación de la cinta dirigida por Ridley Scott empezó en enero de 1999 y en ese momento, el guion solo tenía veintiún páginas. David Franzoni, autor del primer borrador adquirido por DreamWorks en 1998, se inspiró en el libro sobre gladiadores del escritor y periodista Daniel P. Mannix. Cuando el estudio consiguió los derechos, no tenían director, pero cuando se sumó Scott, no le gustaban los diálogos y creía que había mucho para mejorar en el libreto, por lo que le encargó a John Logan la tarea.

El rodaje de “Gladiador” empezó, pero el guion seguía sin convencer a todos los que participaban allí, especialmente a los actores. La filmación se extendió por cuatro meses y lo hizo con un libreto incompleto y que se reescribía por la noche, antes de llegar al set. Russell Crowe confesó en una entrevista que en varias oportunidades no sabían siquiera qué se filmaría al otro día. Él, Scott y Franzoni, que también era productor, se reunían en su casa para escribir durante la producción.

Fuente: (DreamWorks)

El guion de "Gladiador" fue armado como si se tratara de un rompecabezas. Mientras Franzoni, Crowe y Scott estaban en locación y hacían lo suyo en las largas noches después de rodar, Logan y William Nicholson, otro de los guionistas, también se dedicaban a la escritura. Las páginas iban y venían alrededor del mundo y así fue como se hizo una de las películas más memorables de la historia del cine. 

 

El estudio no sabía cómo decirle que no

En un principio, al no haber un guion definido, las locaciones de "Gladiador" no estaban fijas. La cinta se filmó en Inglaterra, Marruecos y Malta, pero el país africano no estaba en los planes originales. Ridley Scott estaba convencido de que necesitaban filmar allí y se llevó a un equipo de 300 personas para rodar. 

La cinta recaudó más de 457 millones de dólares en todo el mundo.

Pero más allá del extendido rodaje, el imprevisto viaje y las pesadillas para los productores, las escenas que se filmaron allí fueron más que necesarias para darle forma a la historia de Maximo. En malta se rodó el inicio del personaje principal como protagonista y todo su entrenamiento, además de que se presentaron vínculos fundamentales del personaje de Crowe, como el que tiene con su mentor, Antonio Próximo (Oliver Reed) y su amistad con Juba (Djimon Hounsou).