STEVEN SEAGAL

El héroe más efímero: las funestas acciones que acabaron con la carrera de Steven Seagal

Arrasó con la taquilla y luego quedó condenado al olvido.
lunes, 26 de julio de 2021 · 00:30

Aunque Steven Seagal desembarcó en la industria cinematográfica como un hombre ya maduro, entre finales de los ochenta y mediados de los noventa, logró instaurarse como una de las promesas del cine de acción.

El experto en artes marciales que dio sus primeros pasos como entrenador detrás de cámara, marcó su debut como protagonista a sus 36 años con el estreno de “Por Encima de la Ley (Nico)”, una película modesta pero que resultó un suceso en la taquilla.

Antes de alcanzar la fama, Seagal trabajó como coreógrafo de escenas de acción.

Esta fue seguida por “Difícil de Matar (Hard To Kill)” y ”Marcado para la Muerte (Marked for Death)”, filmes que tuvieron una grata recepción y le aseguraron un contrato exclusivo con Warner Bros.

Sin embargo, no pasó mucho hasta que el actor se hiciera la fama de ser alguien difícil con quien trabajar, se vinculara con la gente incorrecta y encabezara una serie de escándalos. Entre ellos acusaciones de abuso sexual, que terminaron por sepultar su carrera.

En el año 1991, Steven Seagal participó en un episodio de “Saturday Night Live”, que reflejó su actitud de estrella tanto delante de cámaras como tras bastidores, al punto de que se ganó el rótulo de ser el peor presentador en la historia del programa.

Lorne Michaels y otros integrantes de SNL tildaron la performance de Steven Seagal como una de las peores en la historia del programa.

Ese mismo año, también trascendió que perdió una presunta apuesta con el luchador profesional Gene LeBell y este lo habría ahogado hasta que el actor de “Alerta Máxima” perdiera el control de sus esfínteres. La historia no fue confirmada por los implicados, excepto por el propio LeBell.

Pero lo más grave llegó con un aluvión de acusaciones de conducta indebida con colegas de la industria y abuso de poder, algo que se repitió como una constante con el correr de los años.

Faviola Dadis y Regina Simons son dos de las tantas mujeres que han acusado a Steven Seagal de abuso sexual.

Tanto la actriz Jenny Mc Carty como una serie de trabajadoras de Warner afirmaron que Steven Seagal las habría presionado a despojarse de sus ropas e incluso posteriormente las habría amenazado. Al nombre de Mc Carty, luego se sumaron los de Julianna Margulies, Portia de Rossi, Regina Simons y Faviola Danis.

 

El inminente descenso de Steven Seagal

Veinte años antes del movimiento #MeToo, Warner Bros. todavía miraba para un costado ante aquellos testimonios mientras sus filmes fueran rentables. Pero tampoco pasó mucho más hasta que la figura se enfrentó a su primer gran fracaso de taquilla.

Aunque el estudio redobló la apuesta con la secuela de “Alerta Máxima”, estuvo lejos de alcanzar las expectativas. Por otra parte, la mala fama dejó a la estrella en una posición frágil dentro de Hollywood. No solo era difícil trabajar con él, sino que tampoco ofrecía lo necesario para compensar sus exigencias y malos tratos.

Por varias décadas, Seagal fue socio de Julius Nasso, productor estrechamente vinculado con la familia Gambino.

Finalmente, Warner Bros. puso fin al contrato de Steven Seagal con dos películas y luego de repetidos desaciertos, la figura quedó relegada a las películas para televisión o menor presupuesto.