ALEJANDRA GUZMÁN

Alejandra Guzmán confesó cuántas veces pasó por el quirófano: "Amo mis cicatrices"

La cantante habló en exclusiva sobre las operaciones que pusieron en riesgo su vida.
martes, 27 de julio de 2021 · 14:36

Alejandra Guzmán finalmente confesó la cantidad de cirugías a las que se sometió para resarcir el daño de las inyecciones de polímeros.

La cantante es reconocida como uno de los íconos de moda y belleza más importantes de la actualidad. Pero también es cierto que durante su carrera buscó transformar su apariencia con procedimientos estéticos que la llevaron a poner en riesgo su vida.

Este año cumplió 53 años.

La famosa confesó que durante años se sometió a un total de 40 cirugías para tratar de enmendar el daño que le ocasionaron las inyecciones de polímeros en los glúteos que recibió en el año 2012.

Ha sido un proceso largo, bien largo. Empecé a darme cuenta de que no estaba bien de salud cuando estaba en Londres haciendo un disco. Ahí ya no podía caminar y me empezaba a sentir muy mal, con una fiebre espantosa.

Hace pocos meses se hizo viral su apoyo a su padre, acusado de abusar de su nieta.

La mismísima Alejandra Guzmán dio detalles de cómo se sintió en aquel entonces y los cambios que experimentó en su cuerpo y en su piel.

Se pone necrosa tu piel, se pone negra y dura como una piedra y el plástico no permitía que pegara mi piel con mi piel porque había plástico.

La artista también reveló que su estado de salud era tan frágil que tuvo que firmar un documento en el que autorizaba que hicieran “experimentos” para intentar salvarle la vida y que, en caso de que los resultados no fueran favorables, no demandaría a los responsables.

Estuve internada 6 meses en el hospital. Amo mis cicatrices, ahora me quiero más que antes, me acepto más, me cuido más y el haber estado en el hospital me hizo dar cuenta de la capacidad que tiene uno de aprender.

 

Una recuperación impactante

Al parecer, todo el procedimiento al que se sometió Alejandra Guzmán requirió de una recuperación en la que puso a prueba su estado mental. Ella misma recordó que durante una de sus estancias en la clínica comenzó a pintar con la sangre que le sustraían.

La mexicana es una de las cantantes más representativas de su país.

Esto fue una especie de terapia que le recomendaron para salir adelante y que las cirugías no la atormentaran. El arte fue una de las experiencias que la ayudó a recomponerse.