PERROS DE LA CALLE (RESERVOIR DOGS)

“No va a decir eso”: la icónica escena de Perros de la Calle que ofendió a su protagonista

El film de 1992 sirvió para dar el puntapié inicial en una exitosa carrera como la de Quentin Tarantino.
martes, 27 de julio de 2021 · 20:34

Es muy difícil ponerse de acuerdo en torno a cuál es la mejor película en toda la filmografía de Quentin Tarantino. Sin embargo, “Perros de la Calle (Reservoir Dogs)” es una que tranquilamente puede contarse en casi todas las listas porque fue la que sirvió para lanzar la carrera del realizador.

Una de las escenas más recordadas del film estrenado en 1992 fue en la que el Señor Rubio (Michael Madsen) torturó a un policía al ritmo de “Stuck in the Middle With You”. El encargado de interpretar al policía de la película fue Kirk Baltz, que en una entrevista con Mirá A Quién Encontré contó cómo fue que nació la secuencia.

La cinta contó con Tim Roth, Harvey Keitel y Steve Buscemi en su reparto.

“Empezamos a ensayar la escena y Quentin me dijo: ‘Quiero que hagas lo que sea para que deje de hacer lo que está haciendo’”, aseguró el actor de “Perros de la Calle”. En ese contexto, aprovechó una información que conocía sobre la vida privada del colega con el que compartió la escena y la usó en su beneficio.

“Estábamos en la escena y le dije: ‘Acabo de tener un bebé’. Porque sabía que Michael Madsen acababa de ser padre. Y paró. Paró cuando lo dije”, señaló Baltz. Entonces, el artista de “Perros de la Calle” completó: “Se dio vuelta y le dijo a Quentin: ‘No va a decir eso, no puede decir eso’. Pero Quentin le dijo: ‘No, me encanta, quiero dejarlo’”. 

Fuente: (Mirá A Quién Enconré)

El rol de Keitel

Antes de la llegada de “Perros de la Calle” el mundo todavía no conocía el nombre de Quentin Tarantino. Si de repasos y agradecimientos se trata, uno de los que debe recibir todos los lauros es Harvey Keitel, que no solo protagonizó la cinta de 1992 sino que también la produjo. Cuando el guion llegó a sus manos, le pareció tan bueno que decidió invertir su dinero para poder hacerla y logró que más artistas de peso se sumaran a la filmación.

El film se hizo con 1.2 millones de dólares.