ÁLEX RODRÍGUEZ

Las fiestas de cumpleaños con las que Álex Rodríguez demostró que ya superó su ruptura con JLo

El atleta festejó sus 46 años con dos celebraciones por Europa.
miércoles, 28 de julio de 2021 · 18:54

La separación de Álex Rodríguez y Jennifer López fue todavía peor para el hombre que tuvo que ver lo rápido que fue olvidado por su expareja, quien de inmediato comenzó un nuevo vínculo con Ben Affleck. Lejos de dejar que toda la situación lo afecte, pensó que lo mejor era buscar una forma de mantener la mente ocupada.

El atleta celebró sus 46 años distanciado de todas las preocupaciones o dolores de cabeza que podría significarle ver a su ex con otro. Para hacerlo, decidió realizar viajes a Ibiza y a Mónaco, en donde no se privó de nada en sus festejos. Se trasladó en un jet privado a cada uno de los destinos que eligió para agasajarse.

López y Rodríguez se separaron el 15 de abril.

La noticia de los festejos de Álex Rodríguez fue confirmada por Page Six. La primera fiesta la realizó el martes en el Hôtel de Paris Monte-Carlo, a donde asistió con un impecable traje blanco. Una fuente le contó al mencionado medio que la celebración inició con recorridas por casinos y bares entre familiares y amigos.

Luego del festejo en Mónaco, Álex Rodríguez voló con todos sus agasajados hacia Ibiza. En sus redes compartió una foto suya a punto de subir al avión, con un cartel que mostraba los 46 años cumplidos en el fondo. “Me siento muy agradecido hoy, no solo por celebrar mi gran día con amigos increíbles y familia en este viaje mágico, sino también por todos los deseo, amor y apoyo de todos”, señaló en sus redes.

“No podría pedir nada más”, aseguró.

 

El amor que se debían

Después de todos los rumores que conectaban a Jennifer López con Ben Affleck, el dúo dejó de ocultarse de la prensa y el público. De hecho, en los últimos días se los vio festejar juntos el cumpleaños de JLo, en donde no se privaron de demostrarse ningún tipo de afecto. Las fotos, por supuesto, dieron la vuelta al mundo y llenaron de alegría a quienes todavía lloraban el fallido casamiento de hace muchos años atrás.