LADY DI

Defecto imperdonable: la mayor falla en el vestido de novia de Lady Di que nadie solucionó

El acontecimiento se vio opacado por un error que pasó inadvertido para los responsables.
jueves, 29 de julio de 2021 · 20:00

El 29 de julio de 1981, Lady Di y el príncipe Carlos celebraron su esperada boda ante los curiosos ojos del mundo entero. El enlace real se transmitió por cadena nacional y las imágenes recorrieron las señales más importantes de todos los países. Sin lugar a dudas, el vestido de Diana es una de las aristas más recordadas del acontecimiento y a cuatro décadas de aquel momento, aún da de qué hablar. Según manifestó Chloe Savage, la diseñadora de los atuendos más recordados de la duquesa de Camdridge y Meghan Markle, existió un gran error en el traje de la princesa del pueblo que pudo ser subsanado de manera inmediata.

Diana Spencer nació el 1 de julio de 1961 en Inglaterra.

El vestido de Diana Spencer estuvo diseñado por David y Elizabeth Emanuel y fue confeccionado con tela de tafetán de marfil, bordados elegantes, encajes antiguos y más de 10 mil perlas con una cola que midió 25 pies de largo. La actual diseñadora de las piezas para enlaces reales expresó que, a pesar de parecer salido de un sueño, el vestido se vio muy arrugado durante la ceremonia luego de su traslado en carruaje.

La boda real fue el evento aristocrático de mayor repercusión mundial.

“Era un vestido hermoso, pero alguien debería haber advertido que lo iban a meter en el carruaje. Parecía que era necesario presionarlo. Podrían haberlo cepillado antes de que ella caminara por el pasillo. Habría tardado 10 minutos y todos esos pliegues se habrían ido. Era un vestido precioso, muy de los 80, muy de ella. Pero si lo miras, dices: 'Dios mío, ¿es así de arrugado?' Nunca se le hubiera ocurrido a nadie que se equivocaran tanto"., expresó Savage entorno al emblemático atuendo de Lady Di.

Diana Spencer falleció el 31 de agosto de 1997 en París.

A pesar del error de protocolo que pasó inadvertido en aquel entonces, las postales de Lady Di con aquel vestido salido de cuento de hadas aún permanecen en las retinas del pueblo inglés como uno de los momentos más felices de su historia real, cuando el trágico desenlace de la princesa todavía se encontraba muy lejos.

 

La palabra de los creadores

Elizabeth Emanuel, la creadora de la recordada pieza real, admitió que se sintió muy molesta al vislumbrar las arrugas en el traje de Lady Di durante la transmisión televisiva. “Sabíamos que se arrugaría un poco, pero cuando la vi llegar a St. Paul's y vimos las arrugas, sentí que estaba a punto de desmayarme. Estaba horrorizada, de verdad, porque había muchas arrugas. Fue mucho más de lo que pensamos”, afirmó la diseñadora en la cadena ITV.

A pesar de la desilusión, Emanuel recuerda aquel momento como uno de los más significativos dentro de su carrera en la industria de la moda. “Parecía una mariposa emergiendo de su crisálida, desplegando sus alas y a punto de volar. Fue tan romántico. Curiosamente, las imperfecciones parecían hacerla aún más hermosa", cerró la artista.