BILL GATES

Tecnología en el paraíso: la imponente mansión de Bill Gates valuada en 130 millones de dólares

La propiedad quedó inmersa en la compleja división de bienes, tras el anuncio de su inminente divorcio.
sábado, 31 de julio de 2021 · 21:00

Luego del inesperado anuncio del futuro divorcio de Bill Gates de su esposa Melinda, la propiedad de la pareja ubicada en la localidad de Medina conquistó gran interés mediático. La zona es el escenario de las mansiones más imponentes de varios multimillonarios, y la de Gates adquirió el nombre de Xanadu 2.0 gracias a los increíbles detalles que abundan en el hogar del empresario más famoso del mundo.

Bill Gates nació el 28 de octubre de 1955 en Seattle.

Valuada en 130 millones de dólares, la propiedad del fundador de Microsoft cuenta con un vasto terreno de 66 mil pies cuadrados. A Bill le llevó más de siete años completar el proyecto de su hogar para dejarlo tal cual siempre lo había soñado. Luego de adquirir el terreno en el año 1988 y por la increíble suma de 2 millones de dólares, Gates comenzó con la construcción para la que utilizó abetos Douglas de 500 años de antigüedad. En el proceso, participaron más de 300 trabajadores, entre los cuales 100 eran electricistas.

En el mes de mayo, Gates anunció su divorcio tras 27 años de matrimonio.

Un total de 6 cocinas, 7 dormitorios y 24 baños son algunos de los rincones más destacados de la propiedad de Gates. Asimismo, una extensa biblioteca alberga manuscritos originales de Leonardo Da Vinci y corona el salón central. El comedor principal tiene la capacidad de albergar a más de 200 invitados y, además, la casa cuenta con un cine para 20 espectadores. La salud física es un aspecto relevante para el empresario, quien mandó a construir un gimnasio de más de 2.500 pies cuadrados con vestuarios, saunas y salas de vapor.

La icónica propiedad quedó envuelta en el engorroso proceso de división de bienes.

Por supuesto, la tecnología ocupa un lugar sustancial en la casa de Gates. Se estima que a lo largo de la propiedad, la suma invertida en monitores asciende a los 80 mil dólares y allí, el programador expone de manera constante relevantes obras de arte. El sistema de riego que envuelve a la mansión es automático y posee sofisticados artilugios que permiten modificar la temperatura y la iluminación del exterior.

 

El parque es la frutilla del postre

Como fiel defensor del medio ambiente, los extensos parques de la propiedad de Bill Gates merecen un párrafo aparte. Con una piscina de más de 60 pies, las áreas verdes poseen una exquisita vegetación exótica que le brinda a la casa la posibilidad de mantenerse fresca sin recursos extras.

Como broche de oro, un arroyo artificial repleto de salmones y truchas ofrece acceso a una orilla llamada playa Gates, que recibe arena directamente de las costas de Santa Lucía.

Otras Noticias