EL RESPLANDOR (THE SHINNING)

Cómo la obsesión de Stanley Kubrick se traspasó a cada detalle de "El Resplandor"

El cineasta era infame por su modo de trabajar y la película de 1980 guarda muchos secretos acerca de sus prácticas.
viernes, 9 de julio de 2021 · 20:00

Pocas películas han logrado tener la trascendencia e importancia de “El Resplandor (The Shining)”, una de las cintas más famosas del director Stanley Kubrick. Pero ese resultado no fue casual ni gratuito, se debió, en gran medida, a la obsesión del director en cada uno de los aspectos de la realización, incluso en el recordado manuscrito del protagonista en que se repetía una y otra vez la misma frase. 

La película no fue nominada a ninguno de los mayores premios. Si bien las actuaciones fueron muy bien recibidas y con los años alcanzó el nivel de clásico de culto, en un principio no se la consideró buena.

En uno de los momentos más recordados de la película basada en el libro de Stephen King, el personaje encarnado por Shelley Duvall encuentra la novela en la que supuestamente su esposo Jack (Jack Nicholson) ha trabajado durante toda su estancia en el hotel. Pero al ver las páginas, descubre que son cientos y cientos en las que solo se lee la frase “Solo trabajar y no jugar hace de Jack un chico aburrido” (en inglés, “All work and no play makes jack a dull boy”). Ese es el momento en que descubre que su esposo ha perdido la razón.

Cientos de páginas con la misma línea no parece una tarea tan compleja, pero para Kubrick, cada detalle de “El Resplandor” debía ser perfecto y son famosas sus exigencias en los sets. De acuerdo al sitio Mental Floss, las 500 páginas jamás fueron tocadas por el departamento de utilería. 

La frase, si bien no fue inventada por la película, se convirtió en un emblema de la cinta.

En la escena se puede ver como hay errores de tipeo y diferentes composiciones de la frase, por lo que se imagina que todo fue hecho a mano en una máquina de escribir. Si bien no hay confirmaciones de que haya sido Kubrick el responsable de escribir el famoso manuscrito de “El Resplandor”, la mayoría del equipo que trabajó en la cinta cree que fue el director el responsable de eso.

El padecimiento de la protagonista

La actuación de Shelley Duvall con Wendy en “El Resplandor” es una de las más icónicas de la historia del cine y es muy recordada. Pero durante años no se supo que para conseguir ese resultado, Kubrick la hizo vivir un verdadero infierno en el set. Con el convencimiento de que solo así conseguiría la interpretación que buscaba, el director presionó de maneras terribles a la ganadora del premio a Mejor Actriz del Festival de Cine de Cannes.

Fuente: (Jaime Grijalba)

Una de las escenas más famosas de “El Resplandor” es cuando Jack, luego de que Wendy descubre el infame manuscrito, la persigue con un bate de béisbol mientras ella sube de espaldas las escaleras. Ella solloza y le pide por favor a su esposo que se detenga. Su interpretación en ese momento logra poner la piel de gallina y fue ampliamente elogiada por la crítica a lo largo de los años. Pero para conseguir eso, Stanley Kubrick le hizo repetir ese momento un centenar de veces hasta que las lágrimas que derramaba fueron reales y acabó deshidratada.