ROBIN WILLIAMS

No les quedó opción: el día que Robin Williams logró lo imposible y Disney le tuvo que pedir perdón

El actor jamás le perdonó una falta de respeto y la empresa hizo lo imposible para conseguir su indulto.
miércoles, 11 de agosto de 2021 · 18:00

El actor Robin Williams fue uno de los mayores y más queridos intérpretes del cine y la televisión. Sin importar qué género le tocará, él daba todo de sí y deslumbraba con su presencia frente a cámara, su carisma y su inigualable sentido del humor. A siete años de su trágica muerte, su legado sigue intacto y es uno de los pocos artistas que logró que Disney, una de las mayores multinacionales del mundo, se disculpara por incumplir lo acordado.

"Aladdin" se estrenó en agosto de 1996.

Desde extraterrestre, docente universitario y mentor, hasta padre disfrazado de niñera inglesa, no había rol demasiado grande para el actor que hoy tendría 70 años. Pero sin dudas, uno de los más icónicos fue el de el Genio en la cinta animada “Aladdin”. Su histrionismo y facilidad para las imitaciones lo convirtieron en la persona perfecta para darle vida a uno de los personajes más queridos de la animación moderna. Sin embargo, él no quedó contento con la casa del ratón.

La furia de Williams no tuvo nada que ver con la cinta o el personaje, al que siempre le tuvo mucho cariño, sino con las medidas comerciales adoptadas por Disney para promocionar la película. “Lo único que dije fue que haría la voz. Lo hago básicamente porque quiero ser parte de esta tradición de animación, quiero algo para mis hijos. El trato era que no quería vender nada, no quiero promocionar a Burger King, juguetes, o cosas así”, le reveló el actor en su momento a The Los Angeles Times. 

Fuente: (Disney)

Pero según Williams, esto no fue respetado y eso lo molestó profundamente. “De repente, lanzan un anuncio. Una parte fue la película, la segunda parte fue donde usaron la película para vender cosas. No solo usaron mi voz, sino que también tomaron un personaje que hice y lo sobregrabaron para vender cosas. Eso fue lo único que dije: 'Yo no hago eso'. Ahí cruzaron la línea”, acusó el actor. 

 

El arrepentimiento de la empresa

Robin Williams siempre contó con la gracia del público y el cariño de la audiencia, por lo que cuando esto se supo, no tardaron en lloverle las críticas a Disney. Sin otra alternativa, la compañía se retractó y le pidió disculpas públicas al actor luego de que hubieran incumplido el mayor pedido de la estrella. 

La película estaba colmada de referencias a la cultura pop que los niños no solían entender, pero apuntaban a los padres y por eso pudo soportar el paso del tiempo y mantenerse como un clásico. 

Como forma de pedirle disculpas, Disney le obsequió a Robin Williams una pintura de Pablo Picasso y en el futuro fueron mucho más cuidadosos con ese tipo de cosas para evitar inconvenientes similares. De todas formas, algunas fuentes de la empresa confirmaron que habían contado con el aval del actor para realizar las campañas publicitarias, pero eso nunca fue confirmado de manera oficial por la casa del ratón.

Otras Noticias