KIM KARDASHIAN

Kim Kardashian vivió consecuencias devastadoras tras su primer embarazo: "Lo odiaba"

La empresaria reveló que el asedio de la prensa fue insostenible y que esto no ayudó a transitar una gestación de por sí complicada.
viernes, 13 de agosto de 2021 · 09:31

El 30 de diciembre del 2012, Kanye West anunció durante una presentación en Atlantic City que se encontraba a la espera de su primer hijo junto a Kim Kardashian. La noticia generó un gran revuelo mediático y desde aquel momento, cada detalle del embarazo de la modelo fue asediado por la prensa. En una entrevista con el podcast “We Are Supported By”, Kardashian afirmó que su proceso de gestación fue uno de los momentos más devastadores de su vida.

Kim Kardashian dio a luz a North West el 15 de junio de 2013.

Al parecer, la fundadora de SKIMS añoraba enormemente quedar embarazada, pero su experiencia fue muy diferente a la que transitaron su madre y sus hermanas. "Estaba tan acostumbrada a ver a mi mamá embarazada, a mi hermana embarazada y a todos luciendo tan lindos y tener estos partos fáciles. Esa no fui yo”, manifestó Kim Kardashian. La persecución de la prensa y la exposición constante de su figura llevaron a la socialité a odiar verdaderamente la experiencia, y considera que los medios se encargaron de brutalizarla.

El 5 de diciembre de 2015 dio a luz a su segundo hijo, Saint West

“No era una buena persona embarazada. No era una linda persona embarazada. No me gusta. Lo odiaba. Odiaba cómo me sentía. Odio cómo me veía”, agregó Kardashian en dialogo con Kristen Bell y Monica Padman.

En la actualidad, Kim y Kanye se encuentran en su proceso de divorcio.

“Me sentaba en casa y lloraba todo el tiempo. Tenía esta condición llamada preeclampsia y no sabía que la tenía. Consiste en una hinchazón excesiva en los pies y en la cara. Tuve que dar a luz seis semanas antes con un parto de emergencia y luego tuve otra condición llamada placenta accreta con mis dos bebés. Fue una locura", reveló Kim. Tras la difícil experiencia que transitó con el embarazo de North y que luego se repetiría en el de su segundo hijo Saint, la empresaria y West decidieron subrogar vientres para darles la bienvenida a Chicago y Psalm, sus dos herederos más pequeños.

 

El postparto de Kim Kardashian

Luego de las complicaciones de salud que Kim Kardashian experimentó durante el embarazo de su primogénita, las cosas no mejoraron durante los primeros meses de la recién nacida. “Aumenté 70 libras. Me sentaba en el garaje de mi madre y probablemente hacía 115 grados en Calabasas en verano. Tenía a mi hija en un cochecito y la sentaba allí, y simplemente hacía ejercicio en el garaje y trataba de hacer todo lo que podía”, dijo Kim. Con el paso del tiempo, la actitud de Kardashian es mucho más relajada y disfruta a pleno de su flamante maternidad.

“Definitivamente hay un lado de mí que es como ser quien quieres ser y publicar lo que quieres publicar. Luego está el otro lado de mí que es como: 'Oh, soy mamá, tengo 40 años, tengo que relajarme'. Definitivamente lucho con esa idea en mi mente", cerró la modelo.

Otras Noticias