BLACK WIDOW

Cómo "Black Widow" arruinó la trama de Natasha y Clint en el Universo Cinematográfico de Marvel

La cinta sirve de precuela y a la vez de continuación, pero hay algunos errores que los fanáticos no pueden perdonar.
domingo, 15 de agosto de 2021 · 13:54

Las películas de Marvel siempre jugaron con el universo conectado y con cómo todas las historias estaban relacionadas entre sí, pero esto no siempre es una tarea fácil y muchas cintas lo han demostrado. Errores de continuidad, fallas en las narrativas y hasta tramas contradictorias son solo algunas de las equivocaciones en las que puede caerse. No obstante, esto se hizo muy evidente en “Black Widow” con la trama de Hawkeye (Jeremy Renner).

A lo largo de toda la franquicia se presentó a Nat y Clint como los mejores amigos.

La cinta protagonizada por Scarlett Johansson se metía de lleno en los dramas de su personaje y el pasado del mismo. Sin embargo, este pasado también parece incluirlo a Clint Barton, su gran amigo y compañero, además del testigo de su sacrificio en “Avengers: Endgame”. En la película al fin se cuenta qué sucedió en Budapest, pero esto hace que la construcción de Hawkeye se caiga a pedazos.

La queja de muchos es que el guion de "Black Widow", en lugar de darle potencia a Natasha, complica su historia.

En “Black Widow” dejan en claro que la gran culpa que acarrea Natasha es el asesinato como daño colateral de Antonia, la hija del líder de la Red Room; eso fue lo que ocurrió en Budapest. El problema es que la frase “como en Budapest”, dicha en la primera película de Avengers en 2012, era en tono de chiste. Lo que ocurrió realmente no parece ameritar para ello, mucho menos si ella aún carga el trauma de ese evento.

Pero con el personaje de Renner ocurre algo muy extraño. A él no se lo muestra en ningún momento, por lo menos no previo a “Endgame”, como a una persona conflictuada con su pasado, con sentimiento de culpa o al menos en duda acerca del rol que cumplió en esa misión. Este es un problema cada vez más común en las precuelas: el intentar explicar algo que no requeriría una justificación y que como consecuencia deja endeble la narrativa previa.

En "Endgame", es gracias a su sacrificio que se puede salvar a todas las personas eliminadas por Thanos.

 

El sacrificio es más complicado de aceptar

En “Endgame”, Natasha decide hacer el mayor sacrificio y ofrecer su vida a cambio de la gema del alma. En una lucha con Clint, la heroína le dice que ella tiene que hacerlo. Se entiende que es una manera de expiar sus culpas y sentir que tiene un propósito. Además, asegura que a él lo espera una familia, y ella, en cambio, no tiene a nadie.

Su sacrificio pierde sentido con la historia presentada en su película en solitario.

Black WIdow”, una película que fue escrita después de que saliera la conclusión de la saga del infinito, demuestra que nada de esto era cierto. En esta precuela, ella no solo descubre que no es culpable de lo que creía, sino que encuentra a su familia. Biológica o no, Yelena (Florence Pugh) es su hermana menor y el vínculo parecía fuerte en esa historia. Los problemas narrativos de una precuela siempre están, pero al ser una franquicia de semejante escala, en Marvel es mucho más notorio.

Otras Noticias