JAMES CAMERON

Así fue como James Cameron pasó de conducir camiones a dirigir las películas más taquilleras

El emblemático director de las franquicias "Terminator" y "Avatar" hoy cumple 66 años.
lunes, 16 de agosto de 2021 · 18:23

James Cameron es universalmente conocido como uno de los directores más celebres del cine contemporáneo y por ser responsable de las películas más taquilleras de todos los tiempos.

Con solo mencionar a “Terminator”, “Titanic” o “Avatar” es fácil comprender de donde proviene su renombre. Sin embargo, hubo un tiempo en el que el ganador del Óscar se dedicaba a conducir camiones y convertirse en universitario no encajaba en sus planes.

A lo largo de su prolífica carrera, Cameron se ha destacado como director, guionista, productor, editor, filántropo, ingeniero y explorador marino.

Mucho antes de ser conocido, James Cameron llevaba una vida modesta y dedicaba gran parte de su tiempo a la carretera. De hecho, “pasó de ser camionero a director de cine”, de acuerdo a lo revelado por el talento en una pasada entrevista con Howard Stern.

Al igual que Steven Spielberg, Cameron no concurrió a una universidad para formarse. No obstante, su actitud inquieta y el hambre por destacarse lo impulsaban a acercarse todos los fines de semana a la USC para aprender como autodidacta el arte cinematográfico.

"Titanic" y "Avatar" se convirtieron en las películas más taquilleras de todos los tiempos, pero en 2019 fueron superadas por "Avengers: Endgame".

"Trabajaba como camionero y los fines de semana iba a la USC", explicó James Cameron antes de revelar la curiosa modalidad de estudio.

"Conducía hasta la USC y fotocopiaba todas esas disertaciones doctorales sobre impresión óptica y material fílmico, emociones fílmicas y todas esas cosas", admitió el también ingeniero.

 "Construía estas grandes carpetas de cómo se hacía todo. Era un completo adicto a los equipos, así que me di una educación universitaria completa por unos 120 dólares", remató.

 

El debut de James Cameron fue todo un fracaso

James Cameron sabía que quería ser cineasta, solo que no estaba seguro de cómo iba a entrar en la industria. Finalmente dio sus primeros pasos como técnico en efectos especiales y guionista.

"Terminator" fue su segunda película y la obra clave que catapultó su carrera.

Su primera película acreditada como director fue la secuela de “Piraña”, pero fue despedido a los 10 días de comenzado el rodaje. Apenas tres años más tarde y con un libreto de su autoría, demostró su valía detrás de cámara con la primera entrega de “Terminator”, y desde entonces, su éxito fue solo en ascenso.

Otras Noticias