TAIKA WAITITI

Infantil, emotivo y ridículamente original: Taika Waititi y el secreto de su éxito

El cineasta cumple hoy 46 años y tiene una carrera que demuestra su inmenso talento y por qué es una de las mentes más creativas del cine.
lunes, 16 de agosto de 2021 · 11:21

En el mundo del cine es fácil encontrar grandes mentes, pero puede que lo complicado sea encontrar aquellos creativos, las personas que pueden hacer algo impredecible con una historia conocida. Ya sea emocionar o bailar en medio del holocausto sin faltar el respeto, hacer un falso documental sobre la vida cotidiana de vampiros en el siglo XXI o realizar la mejor versión de un superhéroe que era conocido por tener películas aburridas, el cineasta Taika Waititi puede hacer todo eso sin dejar de lado jamás su marca personal y lo que lo diferencia del resto.

Su primer trabajo fue un corto titulado "Two Cars, One Night".

El director neozelandés que hoy cumple 46 años demostró desde que empezó su carrera que era alguien diferente. Nació en  Raukokore, Nueva Zelanda, y su ascendencia es europea, judía y maorí. En más de una ocasión él se ha definido como “polinesio judio”, pero se siente especialmente conectado con la herencia nativa y es un gran defensor de los derechos de pueblos originarios. De manera velada y a veces no tanto, esta temática aparece en muchos momentos de su carrera. 

"Boy" lo puso en la mira y lo convirtió en un nombre a tener en cuenta en el cine.

Su padre era un artista, su madre una profesora, pero fue ella la encargada de criarlo, ya que el padre los dejó cuando él tenía solo 5 años. El cine de Waititi aborda esta temática en muchas instancias. De hecho, su primera gran cinta, “Boy”, que al día de hoy es la película neozelandesa más exitosa de su país, narra la historia de un niño que idealiza a su padre y debe afrontar quién es en realidad. Cabe destacar que algo que lo caracteriza a la hora de contar historias siempre fue su sensibilidad. Los momentos emotivos o dolorosos están, pero eso no significa que no pueda haber comedia. La máxima expresión de esto fue con “Jojo Rabbit”, cinta que le valió su primer premio Óscar a guion adaptado.

Fuente: (20th Century Fox)

Taika es uno de esos realizadores que aparecen en los títulos de sus películas más de una vez. Además de cineasta, es guionista, es productor y es actor. Lo curioso es que ninguna de estas tareas parece quitarle peso o importancia a las otras. En “Casa Vampiro (What We Do in the Shadows)” es el protagonista y aparece en casi todas las escenas, pero así y todo logró una cinta que condensa lo mejor de su sentido del humor y creatividad. 

Otro de los temas recurrentes de su carrera es la madurez. Lo exploró en “Boy” y lo profundizó en “Cazando Salvajes (Hunt for the Wilderpeople)”, una película de 2016 en donde sigue a un niño adoptado, su resignación a encontrar un lugar al que llamar hogar y su vínculo con su nuevo guardián. Sin perder de vista el núcleo de la narrativa, consigue hacer una historia simpática, que saca tanto lágrimas como sonrisas a los espectadores.

"Casa Vampiro (What We Do in the Shadows)" se estrenó en 2014 y fue un éxito inmediato.

Pero la madurez no solo aparece en estos proyectos más personales, también supo deslizar sus temáticas recurrentes en la película “Thor: Ragnarok”, su primera colaboración con Marvel. Si bien es una cinta de superhéroes, también habla acerca de la familia, la amistad y el encontrar el sentido de identidad fuera de los lugares habituales. No importa qué dirija o qué historia tome, Taika Waititi ha demostrado una y otra vez que es una de las mentes más creativas de la industria y su nombre ya se siente como garantía de calidad.

 

La colaboración más significativa de su vida

Artista plástico y actor, Taika siempre buscaba la manera de hacer algo diferente. Cuando se sumó al quinteto humorístico So You’re a Man conoció a Jemaine Clement, su gran socio y compañero de grandes proyectos. Este grupo se formó en la época en que él asistía a la universidad y consiguió destacarse, pero también darse cuenta de que en Jemaine había un socio con mucho potencial.

Clement y Waitit no solo son colegas, son grandes amigos.

Los dos cómicos siguieron en sus carreras codo a codo y trabajaron juntos en la ópera prima de Waititi “Eagle vs. Shark”, en la que Clement interpretó al protagonista. Allí empezó una sociedad que continuaría en “Casa Vampiro” y muchos otros proyectos en los que Clement también trabaja en el guion o en la producción. Además de ser grandes amigos, son de los dúos cómicos más efectivos de la actualidad.

Otras Noticias