KATE MIDDLETON

Las veces que Kate Middleton dejó de lado la etiqueta y no escondió su enojo

La duquesa de Cambridge no siempre puede con su genio y a veces hay cámaras listas para inmortalizar esas curiosas situaciones.
lunes, 16 de agosto de 2021 · 21:00

La realeza está regida por estrictas reglas de etiqueta que determinan cada una de las apariciones públicas de sus integrantes. Kate Middleton, como esposa del segundo en la línea de sucesión al trono y madre del tercero, está siempre pendiente de estos detalles, pero en más una ocasión, su temperamento le ganó a las formas y todo quedó registrado.

En 2017 los duques de Cambridge realizaron un tour real por Alemania y Polonia. A esta gira llevaron a sus hijos, una tradición impensada hasta hace unas décadas pero que popularizó Diana, la madre de William, cuando acompañaba a Carlos a sus compromisos. En esa oportunidad, se pudo ver a la hermana de Pippa Middleton lidiar con un berrinche de la princesa Charlotte, que empezó a golpear sus pies contra el suelo y luego se dejó caer.

Fuente: (The Telegraph)

Kate la recogió, la tomó en brazos y evitó que la situación pasara a mayores. Mientras la balanceaba para que la pequeña se calmara, William se acercó para poder tomarla y encargarse, pero ella lo detuvo con un movimiento del dedo en el que dejó en claro que ella ya había controlado la situación. Todo eso fue capturado por las cámaras.

Otro momento en el que se la vio disciplinar a sus hijos sin darle importancia a los códigos establecidos para la monarquía fue en la boda de su hermana. En 2017, Pippa celebró su unión con James Matthews y su sobrino George fue paje. Pero el pequeño empezó a portarse mal durante la ceremonia y, al parecer, pisaba la cola del vestido de su tía. Luego de que salieran de la iglesia, a Kate le tomaron varias fotografías mientras retaba a su hijo y éste lloraba.

George volvió a ser paje pero luego de eso siempre supo cuidar sus modales. 

 

Las reacciones no están reservadas para los niños

En la gira de Polonia y Alemania, fueron muchos los imprevistos y momentos justos que captó la cámara y que recorrieron el mundo, pero uno de los más recordados es aquel en que William dio un discurso en el palacio presidencial de Polonia, en una fiesta de jardín. Sin embargo, este evento no es recordado por lo que dijo el heredero al trono, sino por la cara de su esposa mientras se dirigía a los presentes.

La fotografía de Kate generó mucho revuelo en los tabloides británicos.

Con una expresión dura y el ceño fruncido, Kate parecía muy molesta con su esposo. De todas formas, nunca se supo qué fue realmente lo que sucedió en ese momento, pero la fotografía recorrió el mundo y dio lugar a cientos de especulaciones y teorías con respecto al estado de la pareja real.

Otras Noticias