PESADILLA EN ELM STREET (A NIGHTMARE ON ELM STREET)

Cómo una tierna figura inspiró el peor rasgo de Freddy Krueger, villano de “Pesadilla en Elm Street”

La película de Wes Craven aún causa pavor entre los espectadores, pero su rasgo más distintivo fue inspirado por una peculiar criatura.
jueves, 19 de agosto de 2021 · 21:00

Las películas de terror han dejado una marca en la cultura pop y en el mundo del cine. Es difícil encontrar a alguien que no conozca la máscara de “Scream” o el aspecto de Michael Myers, de “Halloween”. Sin dudas, en esa lista entra en los primeros puestos Freddy Krueger, el tenebroso villano de “Pesadilla en Elm Street (A Nightmare on Elm Street)”. Pero lo que pocos pueden imaginar es que su arma más terrorífica fue inspirada por una tierna criatura. 

La película se realizó con un presupuesto de 1.8 millones de dólares y recaudó más de 55 millones.

La película de Wes Craven que se estrenó en 1984 cambió la percepción del terror como género de entretenimiento y logró darle pesadillas a más de una generación. Freddy, una criatura que habitaba en los sueños, podía matar a sus víctimas desde ellos y sus muertes eran de lo más impresionantes y sanguinarias. Para hacer esto, utilizaba su famoso guante, pero esta herramienta no tuvo el mismo origen que el resto de los elementos de la película.

Mientras la historia de “Pesadilla en Elm Street” se basó en una desgracia y una historia terrible sobre un niño que murió mientras dormía debido a sus terribles pesadillas, el arma de Freddy se inspiró en algo muy diferente. Mientras Craven escribía el guion y pensaba en qué hacer con su creación, vio cómo su mascota, un gato, se afilaba las uñas con el sillón. En ese momento tuvo una idea: que su personaje tuviera un guante con unas especies de garras.

Wes Craven falleció en 2015 a los 76 años y al día de hoy, son muchos los filmes que siguen su línea.

“Parte del objetivo de esto era hacer que el personaje fuera memorable, ya que parece que cada personaje exitoso ha tenido algún tipo de arma única, ya sea una motosierra o un machete, etc.”, confesó el director de “Pesadilla en Elm Street” en el libro “Friday the 13th”. “También estaba buscando un miedo primordial que esté incrustado en el subconsciente de personas de todas las culturas. Uno de ellos es la garra de un animal, como un tigre dientes de sable que te alcanza con sus tremendos ganchos. Transpuse esto a una mano humana”, agregó.

Fuente: (New Line Cinema)

Con esta idea clara, Craven le pidió a Jim Doyle que le hiciera un artefacto como ese. El experto realizó el arma clásica del villano de “Pesadilla en Elm Street” con diferentes cuchillos. Para el cineasta, era muy importante que pareciera creado por alguien con “las habilidades de un calderero”. Esto no era un detalle suelto, ya que Krueger suele merodear calderas. Así, se consiguió un memorable resultado que al día de hoy inspira al cine y a las series constantemente.

“Rick And Morty” es uno de los tantos ejemplos de ficciones que tomaron ideas de esta cinta.

 

La terrible historia real que inspiró la cinta

Wes Craven es considerado uno de los directores más importantes e influyentes del cine de terror. Para poder lograr esos resultados, se nutría en gran medida de casos reales que leía o le contaban, y con “Pesadilla en Elm Street” le sucedió esto. Cuando la guerra de Vietnam llegaba a su fin, en la década del 80, muchas familias emigraban del país asiático y, al parecer, los niños eran quienes más padecían este cambio. Se hicieron algunos artículos sobre este tópico y el cineasta se encontró con uno que le dio una gran idea. 

“Era una nota sobre una familia que había escapado de Camboya y había llegado a los Estados Unidos. Las cosas iban bien pero de repente, el niño más chico tenía pesadillas muy inquietantes”, le confesó Craven a Vulture. “Les dijo a sus padres que tenía miedo de que si se dormía, lo que lo perseguía lo atrapara”, continuó. Por eso, el pequeño se resistía a dormir y pasó días enteros despierto, pero luego de un tiempo, no pudo superar el cansancio. Ese día sus padres lo escucharon gritar desesperadamente, pero cuando llegaron a su habitación lo encontraron sin vida en su cama.  “Ahí estaba un joven que tenía una visión de un horror que todos los mayores negaban. Esa fue la línea central de ‘Pesadilla’”, confesó el director de “Pesadilla en Elm Street”.

Otras Noticias