COCO CHANEL

Ruina y decadencia: la mansión escocesa de Coco Chanel que se encuentra al borde del derrumbe

La propiedad de la icónica diseñadora fue adquirida por un comprador extranjero y se desconocen los planes para la misma.
jueves, 19 de agosto de 2021 · 11:19

En el día de la fecha se conmemora el nacimiento de Coco Chanel, figura indiscutida dentro de la escena de la moda mundial. El legado artístico de la diseñadora aún mantiene el lujo de sus años de gloria a través de la empresa que conserva su nombre, considerado un ícono que trasciende las décadas. Sin embargo, una de las mayores posesiones de Coco, su mansión Rosehall ubicada en Escocia, sufre estoicamente ante el paso del tiempo y, en la actualidad, atraviesa un periodo de ruinas y decadencia.

Coco Chanel nació el 19 de agosto de 1883 en Saumur, Francia.

La propiedad de la emblemática figura de la moda fue el domicilio de la diseñadora y su amante, el duque de Westiminter, Hugh Grosvenor, en la década del 20. Deshabitada desde hace más de 50 años, hoy todo es escombros y basura en uno de los palacetes más afamados del siglo XIX. Ubicada en un terreno de más de 200 hectáreas, la mansión permaneció a la venta durante largos años hasta que, a finales de 2020, un comparador extranjero invirtió 2 millones de libras esterlinas en la misma y se supo que la restauración costará otros tantos millones.

Coco produjo una ruptura con la opulenta y poco práctica elegancia de la Belle Époque y creó una línea de ropa informal, sencilla y cómoda.

El diario inglés Daily Star, mediante un explorador urbano, pudo acceder a una serie de postales que exhiben la decadencia en la que se encuentra la propiedad. Rosehall fue construida originalmente en 1873, luego de que la casa original se destruyera debido a un incendio. La casona fue el destino predilecto de Coco Chanel durante varios veranos y ella misma se encargó de empapelar cada habitación con tapices florales idénticos al de su piso en Paris. Según se pudo apreciar en las fotografías de la debacle de la propiedad, aún se conservan trozos de los diseños bosquejados a mano por la artista.

Su famoso traje sastre femenino de tweed ribeteado se convirtió en un ícono de la elegancia femenina.

“Era lo que esperaba en muchas de las habitaciones, con todo despojado, pero algunas de las características de la época, como la chimenea de hierro fundido, eran simplemente hermosas. Coco Chanel vino antes de la guerra y pasó mucho tiempo viviendo aquí. Estos fueron sus días de gloria y es una locura pensar que podría haber entrado en ese edificio antes que yo. Es una verdadera lástima que esté en el estado en que se encuentra ahora”, expresó el explorador en la nota publicada en Daily Star.

 

La visita más icónica que recibió Rosehall

En 1928 y mientras Coco Chanel se recuperaba de una enfermedad, la mansión recibió la visita del exprimer ministro Winston Churchill. Allí, el político disfrutó de las bondades al aire libre que se encontraban en los vastos terrenos y, cada mañana, pescaba salmones junto a la importante diseñadora.

El perfume Chanel Nº5 es un icónico producto mundialmente conocido.

En el año 2014, el palacete estaba destinado a convertirse en un hotel, pero finalmente, las negociaciones nunca arribaron a buen puerto. En la actualidad, el registro escocés de las propiedades define a la mansión como una zona con altas posibilidades de derrumbe y se desconocen los planes de su nuevo propietario.

Otras Noticias