andrew garfield

Le dieron la espalda: Andrew Garfield y los graves errores que lo alejaron de Spider-Man

El intérprete británico fue reemplazado por Tom Holland en el año 2016.
viernes, 20 de agosto de 2021 · 16:44

Al igual que muchos, Andrew Garfield soñaba como cualquier chico en convertirse en Spider-Man, y casi una década después de la trilogía de Sam Raimi, esa fantasía se convirtió en una realidad.

De la mano de Marc Webb, responsable de “500 Días con Ella”, el actor británico se calzó las mallas del héroe arácnido en el año 2012 y dio inicio a lo que parecía una fructífera nueva saga. Sin embargo, dos años más tarde y tras dos entregas, su breve recorrido como el amigable vecino llegó a su fin.

Si bien Andrew Garfield continuó con una carrera de éxito en la industria e incluso consiguió una nominación al Óscar en 2016, su trabajo como el ícono de las historietas de Marvel quedó condenado al olvido. De hecho, poco tiempo después de su salida fue suplantado por su compatriota y colega Tom Holland. Pero ¿qué ocurrió?

Andrew Garfield debutó en el cine en 2007, con el drama dirigido por Robert Redford "Leones por Corderos".

Aunque la primera entrega de “The Amazing Spider-Man” resultó un éxito de taquilla, dividió la opinión de algunos aficionados. La secuela consiguió cosechar una cifra similar, pero las críticas fueron peores y la diferencia de recaudación frente a otros competidores directos como "Guardianes de la Galaxia" fue bastante notable.

En un momento donde el género de superhéroes se encontraba en alza, solo hacía falta un error para redireccionar los esfuerzos. Eso fue precisamente lo que hizo Sony años después, al llegar a un acuerdo con Marvel para compartir al superhéroe.

Por otra parte, luego de que se filtraran una serie de mails sobre las internas de Andrew Garfield con la compañía, trascendió que la estrella se ausentó en una aparición crucial donde se pretendía anunciar la tercera entrega que nunca ocurrió.

"Aquí estamos a una hora de nuestro evento de gala y Andrew decide que no quiere asistir. Tiene una barba bastante desaliñada y solo quiere que lo dejen en paz", decía un correo electrónico del jefe de Sony, Kaz Hirai, después de que Garfield alegara una enfermedad provocada por el jet lag y no se presentara. A pesar de la justificación del intérprete, su ausencia se tomó como un desaire y fue un punto de inflexión para la compañía.

Gracias a su trabajo en "The Social Network", Garfield obtuvo una nominación al Globo de Oro y al BAFTA.

Para ese entonces, el actor estaba bastante descontento con los recortes de sus escenas en la secuela de 2014, muchas de las cuales eran el trabajo del que estaba más orgulloso y en el que más energía invertía.

Pero además, su visión del personaje pretendía ser más profunda e introspectiva. Esto no solo causó un distanciamiento entre él y los cineastas por motivos de visión, sino que afectó específicamente a su trabajo, sumado a que era bastante joven y no comprendía del todo las “maneras de Hollywood”, según sus propias palabras.

 

La opinión de Andrew Garfield sobre su trabajo como Spider-Man

En una entrevista de 2016 ante The Guardian, Andrew Garfield expresó que quería infundir sabiduría ancestral al personaje para interpelar a las audiencias jóvenes. “Esa fue siempre mi intención y lo que traté de hacer", expresó en su conversación con el tabloide.

"Tenía 25 años y era ingenuo, no por mi edad, sino porque era ingenuo en todo el proceso de hacer una de esas películas de gran presupuesto", complementó.

La estrella colaboró con Martin Scorsese en "Silence", de 2016.

Finalmente su trabajo como Spider-Man no resultó lo que esperaba. Sin embargo, claro está en sus dichos que se entregó por completo al papel. Cabe destacar que desde el final de su recorrido como Peter Parker, Garfield ha trabajado con Martin Scorsese, Mel Gibson y David Robert Mitchell.

Otras Noticias