JACKIE CHAN

La escena de acción que le podría haber costado la vida a Jackie Chan

El actor es conocido por sus hazañas de acción, pero hubo una película en la que llevó todo eso al extremo.
lunes, 23 de agosto de 2021 · 10:38

Las películas de acción siempre dejan una marca, especialmente aquellas que son buenas, pero es complicado encontrar algunas en las que las escenas de pelea o de riesgo se sientan realmente peligrosas o desafiantes; para eso existen los trucos de cámara y los dobles. Eso, por supuesto, siempre y cuando no se trate de Jackie Chan, que puso en peligro su propia vida para conseguir una de las mejores escenas de toda su carrera. 

Además de actor, estrella y guionista, Chan fue el coordinador de las escenas de acción y cantó la canción principal de la cinta.

“Police Story” fue una cinta de 1985 escrita, dirigida, y protagonizada por el afamado actor chino. El proyecto lo empezó luego de una muy mala experiencia con el cineasta James Glickenhaus en la cinta “El Protector”, que debía ser su entrada al mercado estadounidense. Convencido de que podía hacer algo mejor, desarrolló la película que se convirtió en todo un éxito, una saga y le demostró al mundo lo temerario que podía ser en el set y que daría todo por una gran escena. 

En “Police Story”, Jackie Chan interpretaba a Chan Ka-Kui, un policía poco convencional que debía proteger a Salina Fong (Brigitte Lin) de la mafia. Ella era una testigo de importancia en el caso y los criminales iban tras ella. En el final de la película se da una de las escenas más impresionantes de toda la cinta, que está repleta de por sí de escenas asombrosas. Para recuperar un maletín que contenía las pruebas cruciales del caso, Ka-Kui debe saltar por un caño desde un tercer piso de una tienda y atravesar varios cables con bombillas. 

Antes de la toma, un miembro del equipo abrazó a Chan y le escondió un amuleto de la suerte en el bolsillo

Todo lo impresionante que se ve en la pantalla es nada comparado con lo que se hizo en realidad en la película. En ese tipo de escenas, las estrellas utilizan dobles de acción. De no ser así, hay cientos de medidas de seguridad dispuestas para que no ocurra nada, pero esta vez no había tiempo para eso. De acuerdo a School Film Rejects, la producción en la tienda departamental se había extendido por meses, se sentían presionados por los dueños y querían concluir con eso lo antes posible.

Cuando llegaron a esa escena, ya estaba cerca el amanecer y debían limpiar todo antes de que abriera la tienda, de modo que con el tiempo en contra, Jackie no dudó y dijo que haría la escena en una sola toma. Por más que es famoso por tomarse mucho tiempo para que las escenas queden bien, ahora no había otra opción. No pudo ensayar la maniobra con su equipo, tampoco tuvieron tiempo para poner cables, redes o cualquier otra medida de seguridad; Chan admitió luego estar bastante asustado. 

Fuente: (Golden Harvest)

Le dijo a todos que cuando asintiera empezaban, pero un falso movimiento de la cabeza dio a entender que era la señal y todo comenzó antes de lo que Jackie Chan esperaba. Confundido, dio un grito, saltó y consiguió una de las escenas más notables de toda su carrera. De acuerdo al mismo director, el salto que tuvo que hacer desde la baranda hasta el caño fue de más de dos metros. Cayó en la cabaña construida para recibir la caída y continuó con la escena como si nada hubiera pasado. Esa experiencia le dejó marcas y no solo de manera metafórica.

Fuente: (Golden Harvest)

 

Las consecuencias de su escena más peligrosa

En la escena de “Police Story”, el personaje de Jackie Chan cae por el caño y este está rodeado de cables y pequeñas bombillas. Esto estaba conectado a la electricidad, por lo que además corrió el riesgo de ser electrocutado. Más allá de que no ocurrió, lo que pasó fue que las bombillas calentaron el metal del caño. El calor sumado a la fricción generada dieron como resultado que Chan terminará la escena con quemaduras de segundo grado en las palmas de las manos. 

Además, en su autobiografía Jackie Chan cuenta que la caída le dislocó la pelvis y le lesionó la columna. De hecho, asegura que podría haberlo paralizado. Sin embargo, nada de esto lo detuvo, apenas tocó el suelo siguió a pesar de todas las lesiones y fue el doble de acción con el que peleaba el que tuvo que decirle que necesitaba parar.

Otras Noticias