CHARLIE WATTS

Coches de lujo, propiedades y acciones: la millonaria herencia que Charlie Watts le dejó a su familia

El legendario baterista de la banda de rock británica falleció a sus 80 años.
martes, 24 de agosto de 2021 · 18:46

Este martes 24 la industria musical está de luto. Charlie Watts, el icónico baterista de la banda británica The Rolling Stones, ha fallecido a sus 80 años. La triste noticia fue confirmada a primera hora por el representante del músico, Bernard Doherty.

Aunque todavía se desconocen las causas puntuales de su deceso, a inicios de mes se anunció que, por cuestiones de salud, el octogenario artista no participaría en la gira más reciente por Estados Unidos que tendría a lugar en septiembre.

Charlie Watts falleció en un hospital en Londres en compañía de su familia.

Pero además de dejar un tremendo legado musical e increíbles anécdotas tras más de medio siglo con la banda, Charlie Watts también ha dejado a sus seres queridos un increíble patrimonio.

Además de una parte justa de casas, comodidades y un porcentaje de varias entidades corporativas de The Rolling Stones, el percusionista tenía gustos refinados y peculiares. Entre ellos se destacan una increíble colección de coches y una granja de caballos árabes.

Desde 1964, el baterista ha estado casado con la misma mujer.

De acuerdo al medio Celebrity Net Worth, a lo largo de las décadas Watts había logrado amasar una fortuna que superaría los 250 millones de dólares. Parte de esos activos, continuarían con la suma de ingresos incluso después de su muerte. En cuando a sus herederos se encuentran su esposa, Shirley Ann Shepherd, con quien se casó en 1964, y su hija, Serafina, nacida en marzo de 1968, que a su vez dio a luz a su única nieta, llamada Charlotte.

 

Las peculiares aficiones en las que Charlie Watts gastaba su fortuna

A lo largo de los años Watts ha dejado en claro qué cosas lo hacían feliz. La música, los autos y los trajes de diseñador siempre han encabezado la lista, de manera que ha destinado sus millones de dólares a pasatiempos lujosos relacionados con esos intereses.

Según HotCars, su garaje está lleno de coches clásicos, incluido un Citroën 2CV, y varios de ellos se combinaban con estilo a tono como un verdadero caballero inglés. Curiosamente a pesar de su costosa y clásica colección de coches, a sus 80 años Charlie Watts ya no conducía ni tenía el carnet para circular, pero tampoco parecía importarle.

Hasta su muerte Watts vivió en Dolton, una aldea rural en el oeste de Devon, donde él y su esposa, Shirley, son dueños de una granja de caballos árabes.

Según consignaba GQ en una pasada entrevista, en su lugar, se sentaba en sus coches, parados y en el garaje, escuchando el estruendo de los motores rugientes bajo sus capós y vestido especialmente para la ocasión.

Otras Noticias