HERMOSA VENGANZA (PROMISING YOUNG WOMAN)

No son monstruos, son uno más: la importancia del casting en “Promising Young Woman”

La película que ganó el Óscar a mejor guion original logró retratar la cultura del abuso mejor que ninguna otra cinta gracias a su peculiar elección.
domingo, 29 de agosto de 2021 · 13:47

La directora Emerald Fennell creó uno de los relatos más poderosos de los últimos años con su ópera prima “Hermosa Venganza (Promising Young Woman)”. La historia de una mujer que busca algún tipo de satisfacción luego del sórdido destino de su mejor amiga debido a las acciones de un grupo de “chicos prometedores”, generó controversia así como disparó discusiones y visibilizó una realidad que el cine suele evitar.

La película se estrenó en el Festival de Sundance a principios de 2020, pero su lanzamiento en salas se pospuso debido a la pandemia.

Para lograr eso, la cineasta era muy consciente de las decisiones que tenía que tomar y cómo debía abordar la historia. La película protagonizada por Carey Mulligan nos muestra el mundo en el que vive Cassie, la protagonista, que se siente muy parecido al nuestro. Este ambiente lo consiguió gracias al fantástico cast ensamblado, y la sensación de peligro y esa oscuridad que se cierne sobre la cinta se obtuvo gracias a los actores. Lo curioso, o quizás lo más duro de ver, es que los abusadores, esas personas que siempre se asocian al mal, se creen “buenos hombres”. Esto se refuerza con la elección de cada uno: todos son interpretados por actores asociados a personajes simpáticos, queribles, confiables. 

Fennell eligió esto con una idea muy clara en la cabeza: “Hermosa Venganza” debía reflejar el temor, la frustración y la realidad de lo que significa ser mujer. Emerald le reveló a Entertainment Weekly la idea detrás de esta elección. “Si estás haciendo una película sobre un tema complicado, es muy fácil hablar de este tema cuando las personas involucradas no te agradan o no las respetas, o siempre pensaste que eran sórdidas”, confirmó.

Adam Bridy suele darle vida a los personajes masculinos confiables, aquellos que parecen proteger a las mujeres.

“Este tema se complica cuando estas personas son gente que amas y respetas. Cuando ocurre algo con las personas que la gente ama, esta en lugar de decir: 'Amo a esta persona, es una verdadera lástima que haga cosas terribles, ¡pero yo la amo!', tiende a decir: 'Los amo, así que no puede ser verdad'. Es endémico, es una cultura en la que crecimos”, agregó la directora de “Hermosa Venganza”. Por tal motivo decidió que para su película, todos esos hombres que se salían con la suya, que eran parte de o directamente eran el problema, serían actores que la gente quisiera, y así reforzó el mensaje. 

La cinta fue fuertemente criticada por muchos sectores por lo "polémica" de su trama y por cómo decidía abordar la temática.

“Hay un cierto tipo de chico divertido, que tal vez no sea tradicionalmente guapo, pero aún así es desvalido”, reflexiona Emerald, que además de dirigir la cinta la escribió. Para ella, este concepto de historia no podía funcionar si no se mostraba una realidad que muchas veces escapa a las pantallas e interpretaciones superfluas. “Creo que esos buenos tipos tal vez se salieron con la suya mucho más que los deportistas porque creo que sentían que se les debía algo”, le comentó a GQ.

Fuente: (LuckyChap Entertainment

 

La polémica alrededor de la película y la defensa a rajatabla de lo establecido

Desde su estreno, “Hermosa Venganza” provocó todo tipo de reacciones, pero como suele ocurrir con las películas, las aguas se dividieron en dos. Por un lado, se encontraban los que apreciaban la cinta y la consideraban una gran herramienta para hablar y poner en discusión la “cultura de la violación”. Asimismo, este debate permite poner en evidencia cómo no es solo una persona la responsable, sino toda la cadena de complicidad y encubrimiento a favor del abusador, tal y como se retrata en el film ganador del Óscar a mejor guion original.

Pero también estaban aquellos que la destrozaron en las críticas, los que la consideraron como una pieza panfletaria y acusatoria. Los planteos sobre hasta qué punto llegaba “la cacería de brujas” y por qué algunos actos de encubrimiento no podían ser perdonados o excusados se instalaron en un sector muy importante. Pero más allá de las posturas individuales, cualquier pieza audiovisual que logre poner en cuestión una realidad para millones de mujeres en todo el mundo, merece ser celebrada. 

Otras Noticias