RAMMSTEIN

En aprietos con la policía rusa: Till Lindermann, cantante de Rammstein, y una importante violación

El vocalista de la banda de metal alemana cruzó los límites de lo legal.
lunes, 30 de agosto de 2021 · 11:31

Till Lindemann, cantante de la banda alemana Rammstein, se encuentra en serios problemas en Rusia. El pasado fin de semana, el músico habría quebrantado la ley de dicho país y rápidamente esto le habría costado un mal momento con la policía. De hecho, aún no se conoce si la situación ha llegado a su fin.

El pasado domingo 29 de agosto, el cantante de la banda de metal industrial formada en Berlín, tenía planeado presentarse en el festival Maclarin For Homeland en Tver. Pero las cosas no salieron como él y su equipo esperaban, ya que la policía terminó por detenerlo. ¿Las razones? Los protocolos actuales en Rusia contemplan reuniones de hasta 500 personas en este tipo de espectáculo, pero aparentemente, este festival esperaba una convocatoria de 6 mil. Por si no bastara, el número de 500 personas contempla al público, los artistas y el equipo técnico, de manera que la audiencia queda bastante reducida.

El cantante sostiene un proyecto en solitario, del cual estrenó un puñado de singles.

Esto habría generado que el cantante de Rammstein fuera detenido e interrogado por la policía. Por otro lado, la situación se vio más complicada aún cuando el agente Anar Reiband ingresó al país con una visa de turista, sin declarar que iba a trabajar junto al músico de metal. Por este delito, Reiband enfrenta riesgo de deportación.

Por el momento, ni la banda ni el cantante han hablado oficialmente del tema, ni han emitido un comunicado al respecto. De todos modos, algunos medios informan que Till Lindemann no estaría bajo detención, sino que solo habría sido interrogado por la policía.

 

Problemas previos

Esta no es la primera vez que Lindemann tiene problemas con la policía rusa. Fue este mismo mes de agosto que enfrentó una situación comprometida con el museo Hermitage de San Petersburgo. La situación tuvo lugar a partir de que el músico se pusiera a vender NFTs en los que figura parte del establecimiento.

El cantante de Rammstein había filmado un videoclip en el mencionado museo, algo que sí estuvo autorizado, pero luego usó parte de esas imágenes para sus NFTs y allí surgió el problema, ya que tenía prohibido comercializar esas capturas.

Otras Noticias