CAMERON DIAZ

"Quería correr y esconderme": la peor experiencia de Cameron Diaz durante una filmación

La actriz que hoy celebra sus 49 años tuvo una gran carrera, pero se vio forzada a superar un gran temor en medio de un rodaje.
lunes, 30 de agosto de 2021 · 12:42

La actriz Cameron Diaz saltó a la fama gracias a su talento para las comedias, el romance y por supuesto, su belleza. Pero el camino hacia la fama no fue algo fácil para ella y en los sets de sus películas tuvo que lidiar con complicadas situaciones y escenas que la pusieron de lo más incómoda. Esto ocurrió mientras filmaba “La Boda de mi Mejor Amigo (My Best Friend's Wedding)”, junto a Julia Roberts.

En esa película, Cameron Diaz tenía 25 años pero su personaje tenía tan solo 20.

La actriz que hoy celebra sus 49 años se hizo conocida luego de aparecer en “La Mascara (The Mask)” como el interés romántico del protagonista, interpretado por Jim Carrey. Luego de eso, los papeles no paraban de llegar y se transformó en una de las rubias más buscadas de Hollywood, especialmente para darle vida a las femme fatales. En la cinta de 1997, pasó a ser el personaje secundario que estaba perdidamente enamorado de su prometido y que debía lidiar con el inesperado interés de la mejor amiga de él y sus ansias por impedir la boda. Este rol le permitió demostrar su gran rango, pero también supuso un impensado desafío. 

En la película, Cameron le da vida a Kimberly, la inocente y dulce prometida de Michael (Dermot Mulroney). En un momento, ellos y Julianne, que está determinada a ganarse el amor de su mejor amigo y convencerlo de que ella es la persona con la que debe estar, van a un bar con karaoke. Desde el primer momento, el personaje de Diaz deja en claro que no sabe ni quiere cantar. Su contrincante aprovecha esto e intenta avergonzarla, pero la situación se torna en su contra cuando ella decide aceptar el desafío y comparte un tierno momento con su futuro esposo.

En la escena, Cameron Diaz debe cantar "I Just Don’t Know What to Do With Myself", de Burt Bacharach.

Tal y como su personaje, Cameron Diaz no quería saber nada con esa escena y estaba completamente avergonzada. “Estaba aterrorizada de hacer esa escena, de verdad”, le confesó la actriz a Entertainment Weekly en 2019. “Permití que el verdadero terror de cantar frente a la gente estuviera vivo en mí. Quería correr y esconderme, y Dermot me mantuvo allí. Él dijo: ‘Puedes hacerlo, puedes hacerlo’. En la escena, solo lo miro todo el tiempo porque él me mira como: ‘Estás bien, no vas a morir’. Y yo estaba como: 'Pero me estoy muriendo'", admitió. No obstante, el resultado fue mucho mejor de lo que esperaban y es considerada una de las mejores escenas en comedias románticas.

 

Una vida alejada de las cámaras

Cameron Diaz era una de las actrices más populares de Hollywood y parecía no tener problemas para conseguir ningún tipo de rol. De la comedia al drama, no le quedó nada por hacer. Pero a los cuatro años, en 2014, decidió que era hora de hacer un gran cambio en su vida. Prefirió tomar un descanso de la industria y en 2018 se dio cuenta de que lo que quería en realidad era retirarse de la actuación.

Recientemente, Diaz le confesó a Kevin Hart en su programa “Hart to Heart” que no duda de su tajante decisión. “Había muchas experiencias que no había vivido y aspectos de mi vida que no manejaba. Quería que mi vida fuese manejable pero por mí, que mi rutina sea aquello que pueda manejar y hacerla yo misma. Encontré a mi marido y comenzamos a formar una familia, todas esas cosas para las que no había tenido tiempo antes. Y no era solo no tener tiempo, sino tampoco haber tenido el espacio para tomar decisiones. Ahora me siento completa”, sentenció.

Cameron Diaz se casó con Benji Madden en 2015.

Otras Noticias