GAME OF THRONES

“Fue el peor día de mi vida”: la actriz de Game of Thrones que debió tratar su salud mental tras la serie

La estrella relató la cruda experiencia que le generó fobias y pánico por meses.
martes, 31 de agosto de 2021 · 00:00

A lo largo de ocho temporadas, la serie “Game of Thrones” ha demostrado ser una de las ficciones más brutales de la pantalla chica. Sin embargo, tras bastidores también ha tocado de cerca a sus involucrados.

Ya sea por las demandas del show, su extensión, las escenas explícitas de desnudez o su violencia, varios actores han padecido su paso por la producción de HBO. Sin embargo, según el testimonio de la propia actriz, parece que nadie la ha pasado peor que Hannah Waddingham.

Actualmente la estrella británica se ha vuelto un rostro mundialmente reconocido por su participación en la serie “Ted Lasso”, que recientemente le ha otorgado una nominación al Emmy como Mejor Actriz de Reparto.

Waddingham se hizo conocida por sus contribuciones al Teatro West End y por formar parte de emblemáticos musicales.

Pero algunos años antes, Waddingham hizo su paso por “Game of Thrones” durante las temporadas 5 y 6, donde interpretó a la Septa Unella, una de las servidoras del Gorrión Supremo.

Su personaje fue responsable de encarcelar a Cersei y utilizó varios medios para que esta confesara y expiara sus pecados. Pero con un revés digno de la creación de George R.R. Martin, para el final de la sexta temporada la situación se revierte y la heredera de los Lannister logra cobrarse una verdadera venganza torturándola hasta la muerte. Desgraciadamente, parte de esa tortura fue padecida por la actriz en cuestión.

"Game of Thrones" es una de las series más costosas en la historia de la televisión,

Si bien las actrices se llevaban bien en el plató, Lena Hadey debía ejercer una tortura real sobre ella, lo que, según Waddingham, no solo fue lo suficientemente incómoda para ambas, sino que se extendió por varias horas.

“Estuve atada a una tabla de madera con enormes correas durante diez horas. Definitivamente, después de parir, fue el peor día de mi vida”, reconoció la estrella en una pasada entrevista con Esquire.

Fuente: (HBO)

 

“Game Of Thrones” la dejó marcada por meses

En una interacción posterior, la actriz reconoció que luego de su paso por “Game of Thrones” necesitó tratamiento para su salud mental, dado que padecía fobias diversas y miedo al agua debido al método de tortura empleado en la ficción.

Si bien ella quedó marcada por meses, solo poco más de un minuto de lo que vivió detrás de cámara ha quedado registrado en la pantalla. Pese al calvario la actriz asegura que quedó conforme con el resultado final. Sin embargo, es sin duda una experiencia que jamás optará por repetir.

Otras Noticias