LA PROFECÍA (THE OMEN)

El insólito origen de Damien, el protagonista de “La Profecía”

Un niño real habría servido como inspiración para el Anticristo de la película maldita.
jueves, 5 de agosto de 2021 · 00:30

La Profecía” no solo es uno de los filmes emblemáticos en términos de terror sobrenatural, sino que sigue de cerca una historia de problemas familiares derivados de una adopción secreta que se produce a manos de un capellán romano. Si bien en términos reales las probabilidades de adoptar al Anticristo son escasas, en la ficción no son imposibles.

La película dirigida por Richard Donner retrata una gran cantidad de eventos desafortunados que padecen los padres de la criatura, Katherine  y Robert Thorn, que involucran tragedias violentas.

La película fue un suceso de taquilla al recaudar un total de 48 millones de dólares a partir de un presupuesto inicial de 2.8.

Irónicamente, Damien significa "domar" y "someter" según una variedad de libros de los nombres. Sin embargo, esa no es la razón por la que el niño satánico de “La Profecía” recibió este nombre. De hecho, había un nombre similar y casi inexistente en los papeles.

 

El origen de Damien

El Damien Thorn de “La Profecía” recibió su nombre del caritativo padre Damien de Veuster, un sacerdote católico que fundó una colonia hawaiana para atender a los enfermos de lepra. Antes de contraer la enfermedad y morir, dedicó su ministerio a tratar a estos individuos en cuarentena médica y a relacionarse con ellos como personas normales, mientras el resto del mundo los condenaba al ostracismo.

"La Profecía" ha sido caratulada como una película maldita por la cantidad de accidentes y sucesos espeluznantes que rondaron la producción.

Sin embargo, antes de elegir el nombre de Damien, el guionista David Seltzer se inspiró en alguien más acorde con el niño cruel de la película. El apodo propuesto era Domlin, el nombre del hijo de alguien que en su momento era un gran amigo, al que describió como un "mocoso odioso total". Sin embargo, su mujer le convenció de que era algo horrible realizar una referencia tan evidente.

Aun así, si hubieran optado por nombrar Domlin al protagonista, este nombre único probablemente habría experimentado un pico de popularidad como lo hizo Damien en los años siguientes a “La Profecía”.

Fuente: (20th Century Fox)