LADY DI

El día que Lady Di despertó la furia de la reina Isabel por una simple gargantilla

La princesa solía romper con el protocolo, pero esa vez una osada elección de moda llevó las cosas demasiado lejos.
miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 12:37

La princesa de Gales se ganó el corazón de todos los súbditos gracias a su irreverente forma de llevar el título real, su humanidad y su honestidad a la hora de acercarse a la gente. Definitivamente fue uno de los grandes ejemplos de desobediencia de la familia real, algo que solía levantar cejas entre los monarcas. Sin embargo, una de las decisiones de Lady Di que más molestó a la Reina Isabel fue una osada elección de moda con una preciada joya. 

La última vez que Lady Di usó el famoso collar fue dos meses antes de su trágica muerte, hace 24 años.

La famosa gargantilla de esmeraldas y diamantes que la primera esposa del príncipe Carlos lució en muchas oportunidades fue un obsequio de matrimonio que la reina le hizo a su nuera en 1983. Inicialmente perteneció a la reina María y luego pasó a manos de la actual soberana del Reino Unido, pero ella jamás la usó porque las gargantillas nunca fueron de su agrado, aunque vio en Diana la persona ideal para llevar la reliquia familiar. 

Lady Di la usó en más de una ocasión y muchos aseguran que era una de sus joyas más preciadas, pero en su gira en Australia durante 1985, rompió con todas las reglas al utilizar la delicada pieza como una bandana. Este hecho llamó la atención de todos y escandalizó a la familia real. 

En la gala realizada en honor de sus majestades en el hotel Southern Cross, en Melbourne, Lady Di hizo lo que había conseguido durante toda la gira por el país oceánico: llevarse todas las miradas y encantar a los australianos con su carisma y belleza. Pero definitivamente la gargantilla puesta de esa manera tan inusual fue algo más que llamativo. De acuerdo a la biógrafa real, Kitty Kelley, esto no fue planeado y se debió en realidad a un contratiempo. 

La gira Australiana de 1985 fue uno de los pocos momentos en que el matrimonio de Diana y Carlos se mantuvo tranquilo.

Al parecer, Lady Di quiso pasar la gargantilla sobre su cabeza pero esta se quedó atascada y no podía bajar por la nariz. Al verla, el diplomático canadiense Víctor Chapman le habría dicho que tendría que dejarla de esta manera, como si se tratara de una tiara. "Déjalo ahí, es joven y divertido, como tú", escribió Kelley en el libro “The Royals”.

 

Se convirtió en uno de sus estilos más controversiales y famosos

Al parecer, luego de este evento, la familia real le imploró que no volviera  a hacer eso con semejante pieza de joyería porque no era apropiado. Lady Di volvió a utilizar la gargantilla muchas veces a lo largo de su vida, pero jamás de esa manera, aunque eso no aplicaba a nuevas alhajas y se atrevió a repetir el look con diferentes obsequios que recibió.

Los estilos adoptados por Lady Di siempre marcaban tendencia.

En 1985, el príncipe heredero de Arabia Saudita le obsequió a Lady Di una gran cantidad de piezas de joyería de diamantes y zafiro. Al verlas, la madre de William y Harry decidió transformar algunas de esas joyas en una gargantilla de terciopelo azul con un zafiro ovalado en el centro. La alhaja era algo único y ella la llevaba con gracia a cada evento en que la usaba. Pero durante su visita al Palacio Imperial de Tokio en 1986, optó por repetir la fórmula usada en Australia y la llevó como tocado junto con un icónico vestido azul drapeado. Al día de hoy es de sus atuendos más recordados y era completado por la inusual pieza en su cabeza.

Otras Noticias