BARRY GIBB

El terrible hecho de la infancia de Barry Gibb, el cantante de Bee Gees, que lo marcó de por vida

El músico se remontó a los comienzos de su vida para confesar haber sido una víctima.
miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 18:00

Barry Gibb cumple hoy 75 años. Su legado en la música es innegable, ya que junto a sus hermanos Robin y Maurice saltó a la fama con el trío de música disco Bee Gees, pero no todo ha sido color de rosa en su vida. Si bien la fama y el reconocimiento mundiales han aportado gran felicidad para él, también ha vivido experiencias más que traumáticas.

El último sobreviviente de los Bee Gees relató en un entrevista años atrás que cuando era niño, sufrió un terrible abuso sexual que lo dejó marcado de por vida: "Nunca había contado esto antes, ¿debería decirlo ahora? Hubo un momento en mi infancia en el que un hombre intentó abusar de mí, cuando tenía 4 años". No especificó lo que vivió exactamente pero sí hizo alusión a la situación: "No me tocó pero pasaron otras cosas y también a otros niños".

El músico tuvo cinco hijos.

A pesar de haber sido un niño muy pequeño, este hecho dejó marcado para siempre a Barry Gibb y de hecho confesó cómo se sentía al respecto: "Fue una situación traumática difícil de olvidar". Sobre este acontecimiento, también relató cómo fue la resolución del caso: "La policía finalmente arrestó al abusador. Un agente me despertó una noche a las cuatro de la mañana para que le explicara qué había sucedido. No fue fácil".

Gibb figura en el libro Guinness como el compositor más exitoso de la historia, luego de Paul McCartney.

 

Azotado por la soledad

El cantante y productor atravesó otro momento terrible en su vida cuando sucedió la muerte de su hermano Maurice en 2003. Luego, en 2012, también perdió a Robin. Ambos eran más jóvenes que él, por lo tanto estos decesos fueron muy difíciles de asimilar, ya que no solo eran su familia sino sus compañeros de banda con los que conquistó el mundo a partir de canciones como "Staying Alive" y "More Than a Woman".

Barry Gibb también perdió a su hermano Andrew en 1988, quien falleció con solo 30 años por una miocarditis como resultado de una extensa adicción a la cocaína. 

Otras Noticias