ANTHONY PERKINS

Cuando la realidad supera la ficción: la vida de Anthony Perkins, entre la fama y la oscuridad

El actor falleció hace 29 años pero su vida aún resulta fascinante y angustiante a la vez.
domingo, 12 de septiembre de 2021 · 14:11

La película “Psicosis (Psycho)” es una de las más importantes de la historia del cine y sus escenas son reconocidas incluso por aquellos que no la vieron jamás. Esto se debe no solo a que Alfred Hitchcock era un maestro del suspenso, sino también a que sabía cómo elegir a la perfección a los actores, algo que queda claro desde el primer momento en que Anthony Perkins aparece en pantalla. No obstante, la vida del intérprete fue mucho más que un gran rol en una recordada cinta.

A lo largo de su carrera tuvo 67 créditos entre televisión y cine, y también participó de varias obras de teatro.

El actor que falleció un día como hoy hace 29 años nació en New York el 4 de abril de 1932. Su padre era Osgood Perkins, un actor de cine y teatro, pero murió cuando él era apenas un niño. Esto hizo que generara un vínculo muy perturbador con su madre, Janet Rane. “Mi madre me tocaba y acariciaba constantemente”, confesó en una oportunidad el reconocido actor. 

Con los años descubrió su pasión por la interpretación y Perkins decidió seguir los pasos de su padre. Su primera aparición en la pantalla grande fue en 1953 con el film “La Actriz (The Actress)”, en donde compartía pantalla con Spencer Tracy y Jean Simmons. De ahí a la fama hubo solo un paso porque tres años después se sumó a “La Gran Prueba (Friendly Persuasion)”, de William Wyler, y trabajó junto a Gary Cooper. Por ese rol, Anthony fue nominado por primera vez al Óscar como mejor actor de reparto. Durante la siguiente década realizó veinte cintas, muchas de las cuales pertenecían al género Western.

Pero su gran oportunidad llegó cuando Alfred Hitchcock vio en él al intérprete perfecto para darle vida a Norman Bates, uno de los personajes más icónicos de la historia del cine. Su encarnación del psicópata que regenteaba el motel al costado de una carretera fue aplaudida por la crítica y dejó una marca imborrable en la historia del cine. 

Luego del estreno de “Psicosis (Psycho)”, comenzó a ser elegido para roles similares.

 

Vivir siempre en las sombras

Anthony Perkins era muy tímido, eso dicen todos los que lo conocieron, pero lo era particularmente alrededor de las mujeres, y de acuerdo a varios informes, su primera relación heterosexual fue a los 39 años. Hasta ese momento había mantenido estrictamente relaciones homosexuales, pero en esa época no había lugar para la comunidad gay, mucho menos cuando se trataba de una figura así de famosa. Por eso se sometió al tratamiento del psicólogo Mildrer Newman, quién supuestamente podía curar la homosexualidad, como si se tratara de una enfermedad.

Durante años, Perkins mantuvo una relación amorosa con el actor Tab Hunter.

Stephen Sondheim describió a este psicólogo como “completamente poco ético y un peligro para la humanidad”. Al parecer, Perkins y su novio de años, Grover Dale, habían decidido empezar el tratamiento porque creían que era su relación y atracción hacia los hombres lo que los hacía infelices, y que para poder estar bien, debían tener relaciones sexuales con mujeres. Por este supuesto “tratamiento”, Newman cobraba fortunas. 

En 1972, Anthony conoció a la fotógrafa Berinthia "Berry" Berenson en una fiesta. En agosto del año siguiente, contrajeron matrimonio; él tenía 41 años y ella tan solo 25. Jamás ocultó que estaba enamorado de ella y pasó el resto de su vida a su lado. El 12 de septiembre de 1992, el actor falleció de una neumonía que no logró curarse debido a que padecía de VIH-SIDA. Escondió su diagnóstico la mayor cantidad de tiempo posible y antes de morir, publicó un comunicado al respecto; tenía 60 años.

Asimismo, cabe mencionar que su esposa falleció un día antes de que se cumplieran nueve años de su muerte. Berinthia era una de las pasajeras del vuelo 11 de American Airlines, uno de los que se estrelló contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

"He aprendido más sobre el amor y la comprensión humana entre la gente que he encontrado en esta gran aventura en el mundo del SIDA, que en el asesino y competitivo mundo en el que he malgastado mi vida", escribió en el comunicado que publicó días antes de su muerte.

Otras Noticias