INDIANA JONES

Experto en decir que no: el motivo por el que Sean Connery rechazó regresar a "Indiana Jones"

El actor era conocido por decirle que no a muchas propuestas y volver a trabajar con Steven Spielberg no fue lo suficientemente tentador.
lunes, 13 de septiembre de 2021 · 19:00

La saga “Indiana Jones” es una de las más populares de la historia del cine y consagró a Harrison Ford como actor de acción y aventura. Además, consolidó la fama del cineasta Steven Spielberg y juntos contaron una de las historias más relevantes y emocionantes. Pero en la tercera entrega, Indy no solo tuvo que volver a enfrentarse con nazis, también tuvo que lidiar con su padre, el profesor Henry Jones, encarnado por Sean Connery. Su rol aquí fue fundamental y los fanáticos habrían disfrutado mucho de volver a verlo en el papel, pero el actor se negó a regresar para la cuarta entrega.

"Indiana Jones y la Última Cruzada (Indiana Jones and the Last Crusade)" fue considerada durante mucho tiempo el cierre de la saga. 

En 1989 se estrenó la tercera parte de la saga creada por George Lucas y allí aparecía el severo padre del arqueólogo más famoso. Resulta que toda su confianza se desvanecía en presencia de su padre y sentía que estaba en su sombra constantemente. La química entre Connery y Ford era increíble y resultaba muy fácil pensar que realmente eran padre e hijo. Además, el vínculo ayudaba a solidificar la historia y la trama de esa relación, algo fundamental en el cine de Spielberg.

En la década del 2000 decidieron regresar a la franquicia pero "Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull)" no fue bien recibida por los fanáticos.

Por eso, cuando la cuarta parte de “Indiana Jones” estaba por empezar su producción, Steven no dudó en contactar a Sean Connery para ofrecerle nuevamente el papel, pero no obtuvo la respuesta que esperaba. De acuerdo a The Hollywood Reporter, el cineasta se puso en contacto antes de empezar el rodaje de la cinta que se estrenó en 2008, pero al parecer, el actor no creía que eso fuera a funcionar para él, que deseaba dejar atrás su vida como actor. 

Luego del estreno de “La Liga Extraordinaria (The League of Extraordinary Gentlemen)” en 2003, Connery se dio cuenta de que no quería seguir con la actuación. Por lo que se sabe, el rodaje de la cinta basada en el cómic de Alan Moore y Kevin O’Neill fue una muy mala experiencia para él. Cuando Spielberg se puso en contacto para convocarlo una vez más para “Indiana Jones”, descubrió que el rol del padre del arqueólogo no era lo suficientemente atractivo como para volver de su retiro. “No era un papel tan generoso por el que valiera el volver a la crudeza de todo”, confesó el actor.

La idea de que Henry estuviera muerto en la cuarta parte fue del mismo Sean Connery.

 

Su larga lista de rechazos

Pero Sean Connery no solo era conocido por ser un buen actor y haber dejado una marca en el mundo del entretenimiento, también ganó fama por rechazar grandes papeles que llenaron de reconocimiento a los actores que terminaron por darles vida. Si bien en “Indiana Jones” no fue reemplazado porque ya era un rol que había interpretado, hubo otros en los que los estudios buscaron alternativas.

Los más destacados en esta lista son el rol de Gandalf en la trilogía de Peter Jackson de “El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings)” y el del doctor Hannibal Lecter en “El Silencio de los Inocentes (The Silence of the Lambs)”. Cuando le ofrecieron ser el mago de la tierra media, se rió en una conferencia de prensa y dijo que era ridículo. Con respecto a Lecter, dijo que le resultaba desagradable y que jamás funcionaría ese personaje. Ian McKellen y Anthony Hopkins, quienes terminaron por ocupar los respectivos roles, por suerte no opinaban lo mismo.