TIBURÓN (JAWS)

La insólita historia de cómo George Lucas fue atacado por el “Tiburón” de Steven Spielberg

El creador de "Star Wars" estuvo cerca de ser gravemente herido durante la producción de la emblemática película.
martes, 14 de septiembre de 2021 · 00:30

"Tiburón (Jaws)" es por lejos una de las películas más influyentes de las últimas décadas en término de horror y suspenso. El filme de 1975 no solo ha definido un subgénero sino que logró consolidar a un joven Steven Spielberg como uno de los directores más visionarios del nuevo cine.

Gracias a la cinta basada en la novela homónima de Peter Benchley, el joven cineasta ha sido alabado por su forma de manejar el suspenso, digno de un aprendiz de Hitchcock. A partir de un excelso uso de la cámara subjetiva, el tiburón antagonista casi nunca aparece en pantalla, lo que contribuye a crear uno de los crescendos más angustiosos jamás llevados al cine.

Con un presupuesto inicial de 9.000.000 de dólares, "Tiburón" logró recaudar 470.653.000 en taquilla.

Pero mantener al animal fuera de la pantalla no fue una decisión artística deliberada. Fue una necesidad mecánica y una de las muchas concesiones que Spielberg tuvo que hacer durante el turbulento proceso de producción de “Tiburón”.

El director ganador del Óscar insistió en rodar la película en el mar, lo que tenía sentido para quien intentaba captar una auténtica sensación de aislamiento y presagio en aguas abiertas. Sin embargo, esto dificultó la vida de todos y fue una de las varias decisiones cuestionables dado que terminó por dañar el equipo, arruinó el atrezzo y casi hiere al creador de "Star Wars", George Lucas.

La película de 1975 estuvo marcada por problemas de producción y retrasos en su rodaje.

Dado que Lucas y Spielberg eran bastante cercanos en ese entonces, no era una sorpresa que durante el rodaje el primero visitara a su amigo en el set de “Tiburón”.

Según CinemaBlend, Lucas tenía curiosidad por saber cómo funcionaba el gigantesco tiburón blanco de la película y asomó la cabeza en la boca de la bestia animatrónica. Mientras tanto, Spielberg y el guionista John Milius vieron la oportunidad de gastar una broma a Lucas. Activaron el tiburón y consiguieron que sus mandíbulas se cerraran alrededor de la cabeza de Lucas.

Debido a los múltiples problemas que surgieron durante el rodaje, Spielberg pensó que su carrera estaba acabada.

Pero desgraciadamente, el tiburón funcionó mal con la cabeza de Lucas aún dentro de su boca y se negó rotundamente a soltarlo. Durante unos momentos de pánico uno de los cineastas más legendarios de la historia quedó atrapado de cabeza dentro de uno de los villanos cinematográficos más icónicos. Afortunadamente George Lucas vivió para contarlo y para fundar una de las franquicias más duraderas del cine actual.

 

La fructífera relación que cambió la historia de la ciencia ficción

George Lucas y Steven Spielberg iniciaron su duradera amistad a finales de los 60 y principios de los 70, cuando ambos, jóvenes autores, se dieron cuenta de que podían aprender del trabajo del otro.

De la unión de dos de las mentes más creativas del cine nació "Los Cazadores del Arca Perdida".

Desde entonces ambos han colaborado y apostado por los éxitos del otro. Se dice que Spielberg ha llegado a ganar hasta 40 millones de dólares solo por confiar en el éxito de la primera entrega de "Star Wars". En los años posteriores ambos también han trabajado juntos en la franquicia de “Indiana Jones”, entre otros tantos éxitos.