ANDREW LINCOLN

Las manías desconocidas y más extrañas de Andrew Lincoln, el actor de "The Walking Dead"

El famoso intérprete cumple los años y revisamos algunos de sus datos más curiosos.
martes, 14 de septiembre de 2021 · 14:14

Andrew Lincoln cumple hoy 48 años y es uno de los actores favoritos del mundo de las series por haber interpretado al gran personaje Rick Grimes en "The Walking Dead". A continuación, reunimos algunos datos curiosos sobre su trayectoria como actor, sus técnicas para mejorar en su profesión y sus manías.

Tiempo atrás, el actor que empezó su carrera en la serie "This Is Life" declaró que es "alérgico a su propia cara". Si bien este comentario pareció divertir a sus fanáticos, no fue dicho como una broma, sino que se trata de una manía que tiene el intérprete, lo cual no le permite ver la serie de zombies que ha cosechado fanáticos en todo el mundo.

Posteriormente, el actor también fue parte de "Fear the Walking Dead" en una pequeña referencia que hizo la serie.

Esto fue confirmado por el productor Scott Gimple, quien reveló: "Diré que una vez estuve haciendo un comentario en DVD con él sobre un episodio. A los cinco minutos, pregunté: ‘No estás viendo esto, ¿verdad?’ y él dijo: ‘No, no lo estoy'". Pero, ¿cuál es la razón por la que detesta verse en pantalla?

Andrew Lincoln no solo tiene aversión a su rostro, sino que también elige no ver la serie como una decisión profesional: "Veo a grandes actores que admiro más allá de todas las cosas y los noto replicarse. Es muy difícil no hacerlo". Además, agregó sobre el tema: "No quiero hacer eso. Solo quiero dejarme a mí mismo en paz tanto como pueda. Rompe el hechizo, rompe un poco la magia".

Su camino en cine también incluye una larga lista de películas, pero, definitivamente, la televisión ha sido su fuerte.

El papel de su vida

Si bien el actor británico trabaja en televisión desde el año 1994, el papel que verdaderamente cambiaría su vida sería el de Rick en "The Walking Dead", que desarrolló desde 2010 hasta 2018. Sobre cómo consiguió este rol, hubo mucho de azar y buena suerte.

Fuente: (AMC)

Andrew Lincoln recuerda que no estaba en el mejor momento de su vida cuando tuvo que ir al casting, pero tal vez sí en el mejor momento para el rol: "No había dormido durante tres días, y me estaba pasando factura. Tenía esa apariencia postapocalíptica que sin duda iba perfecta para el papel. Perfectamente podía hacerme pasar por un superviviente de un apocalipsis zombie".