NICOLAS CAGE

La terrible experiencia cinematográfica que obligó a Nicolas Cage a cambiarse el apellido

El actor de Hollywood se enfrentó a un insólito desafío durante los primeros años de su carrera dentro de la industria.
jueves, 16 de septiembre de 2021 · 00:00

Hoy en día, Nicolas Cage es un actor consagrado con una gran cantidad de papeles de éxito en su haber y varios reconocimientos por parte de la crítica. Sin embargo, no siempre ha tenido una experiencia positiva en los sets. De hecho, se enfrentó a varios problemas mientras daba sus primeros pasos en la industria.

El intérprete ganador del Óscar por “Leaving Las Vegas” inició su carrera a comienzos de los 80 con un telefilme y dio el salto a la gran pantalla con la película “Fast Times at Ridgemont High", donde compartió pantalla junto a un joven Sean Penn.

Nicolas Cage inició su carrera en el año 1981.

Sin embargo, su primera experiencia plenamente cinematográfica fue tildada como una “tortura”. En una entrevista de 2012 con HuffPost, Nicolas Cage se refirió a aquel rodaje y lo calificó como "una experiencia terrible".

Para ese entonces, Cage se hacía llamar Nicolas Coppola, que es el nombre asignado en su documento. No obstante, debido a una serie de desafíos a los que debió enfrentarse durante su trabajo, fue la última vez que lo utilizó al momento de actuar.

"Esa película fue decisiva para que me cambiara el nombre debido a las desafortunadas respuestas a mi apellido", reconoció el intérprete en la conversación. ¿Los motivos? Nicolas Cage es el sobrino del afamado director Francis Ford Coppola.

Cage ha colaborado en varias ocasiones junto a su tío.

Para evitar los rumores de nepotismo por ser familiar de la leyenda cinematográfica y poder abrirse paso por mérito propio, la estrella decidió dejar atrás su origen. Como gran aficionado a los cómics, el talento eligió su seudónimo inspirado en parte por el personaje Luke Cage, de Marvel Comics .

Posteriormente, Nicolas Cage apareció en tres películas que dirigió su tío, Francis Ford Coppola: “Rumble Fish” en 1983, “The Cotton Club” en 1984 y “Peggy Sue Got Married” en 1986. El responsable de “Mandy” también apareció en la cinta de su hermano Christopher Coppola titulada “Deadfall” en 1993.

Como aficionado a las viñetas, Cage también bautizó a su hijo como Kal-El Coppola Cage.

Con una filmografía diversa, grandes éxitos de taquilla, de crítica y otro puñado de fracasos, los más de cuarenta años de carrera de Cage son ciertamente desconcertantes e inclasificables. Aun así, está claro que logró forjar su destino por mérito propio y que se ha convertido en un artista único en su tipo, capaz de brindar interpretaciones tan exacerbadas como conmovedoras.

Otras Noticias