MARK RUFFALO

Depresión crónica y un neuroma: el trágico pasado de Mark Ruffalo

El actor padeció graves reveses de salud en medio de su meteórica carrera en Hollywood.
domingo, 19 de septiembre de 2021 · 12:52

Hoy en día, la relevancia de la figura de Mark Ruffalo en la industria cinematográfica resulta innegable,pero pocos conocen el trágico sendero que recorrió el actor para llegar a convertirse no solo en un emblema de Hollywood, sino en uno de los voceros humanitarios más importantes de la escena mediática. El difícil camino de Ruffalo comenzó cuando era niño y en ese entonces tuvo que lidiar con una depresión que se agravó al terminar la preparatoria.

Mark Ruffalo nació en Kenosha el 22 de noviembre de 1967.

En un reportaje con la revista New York Magazine, el protagonista de “Spotlight” confesó que tras graduarse del colegio, inició un camino oscuro en el que se encontraba absolutamente perdido. Mientras sus excompañeros iniciaban carreras universitarias, Mark reveló que pasó varios años sin tener un rumbo fijo y que estuvo a punto de suicidarse. A raíz de esa situación límite, Ruffalo recibió un extraño diagnóstico que lo acompañaría a lo largo de toda su vida.

Ruffalo está casado desde el año 2000 con la actriz Sunrise Coigney, con quien tiene tres hijos.

"Es distimia, es una depresión prolongada y de bajo grado todo el tiempo. He estado luchando con eso toda mi vida. Es como una depresión leve que simplemente está corriendo todo el tiempo en segundo plano", confesó Mark Ruffalo en diálogo con Reporter.

De acuerdo con la revista Forbes, Ruffalo fue el vigésimo actor mejor pagado del 2017, con ingresos de 20 millones de dólares.

Tras el suicidio de su mejor amigo acontecido en 1994, Ruffalo decidió dar un vuelco en su vida. El drástico acontecimiento fue una impactante llamada de atención para el actor, quien logró entender por primera vez el verdadero valor de la vida. Precisamente allí fue cuando su carrera como protagonista despuntó y llegó a límites inimaginables. Sin embargo, un nuevo revés del destino le traería otro gran desafío a Mark.

 

Tumor y recuperación

Luego de soñar que había desarrollado un tumor cerebral, Mark Ruffalo decidió hacerse un chequeo médico y allí le diagnosticaron que tenía un neuroma acústico. La revelación sucedió semanas antes del nacimiento de su primer hijo, por lo que el actor mantuvo en secreto su afección hasta después de la llegada de Keen. Tras extirpar el tumor, Mark Ruffalo tuvo que enfrentar graves consecuencias de la compleja cirugía.

Además de una gran pérdida auditiva, Mark experimentó una parálisis en el lado izquierdo de su rostro, hecho que lo obligó a retirarse por un largo periodo de la escena mediática. Tras extensos meses de recuperación y cientos de rumores alrededor de su estado de salud, Ruffalo logró salir adelante. El actor logró recuperar la capacidad de movimiento en sus facciones y, de a poco, se reincorporó en el ambiente artístico, que una vez más, lo recibió con los brazos abiertos.

Otras Noticias