OLIVIA NEWTON-JOHN

Los insólitos motivos que llevaron a Olivia Newton-John a querer boicotear su mayor éxito

La intérprete australiana hizo lo posible para que una de sus canciones más populares no saliera a la luz.
lunes, 27 de septiembre de 2021 · 20:39

La estrella australiana Olivia Newton-John se volvió mundialmente conocida tras interpretar en la gran pantalla a la inocente Sandy Olsson en "Grease" junto a John Travolta. Sin embargo, para cuando grabó su duodécimo álbum de estudio, "Physical", hace ya cuatro décadas, había iniciado su evolución a una imagen mucho más provocadora.

Desde el espejo retrovisor, la intérprete de ahora 73 años ha confesado que no se sentía del todo cómoda con aquel cambio de imagen, motivos por los cuáles intentó boicotear el sencillo que luego se convertiría en uno de sus mayores éxitos.

Su mayor éxito en la gran pantalla fue "Grease", en el año 1978.

Cabe mencionar que antes de que Olivia Newton-John se animara a hacerse cargo de "Physical", la acalorada pieza musical ya había sido rechazada por figuras como Rod Stewart e incluso Tina Turner. Y si bien hoy en día su frase "no hay nada más que hablar, a menos que sea horizontalmente" puede ser insulsa para los estándares de nuestro tiempo, a inicios de los 80 fue lo suficientemente escandalosa para ser censurada en algunas emisoras.

En una reciente entrevista con Yahoo Entertainment, Olivia Newton-John admitió que sentía que había llegado demasiado lejos luego de grabar la canción y que intentó sacarla del mercado por miedo a cómo podría repercutir en su carrera.

Estaba realmente ansiosa por ello porque pensaba que había ido demasiado lejos. Entonces intenté que la discográfica lo parara, pero ya era demasiado tarde, estaba a la vista del público.

A finales de 2019 fue nombrada Dama del Imperio Británico por su carrera artística y por su labor humanitaria en la lucha y prevención del cáncer.

Como una alternativa para despistar la connotación sexual de la letra, Olivia Newton-John ideó que el video musical estuviera enfocado en el ejercicio, con un tono mucho más cercano a la comedia.

En consecuencia, la artista recurrió al director británico Brian Grant para realizar el videoclip que hoy puede ser cuestionado por gordofóbico y homofóbico, pero en ese entonces resultó ampliamente aceptado e incluso ganó el premio Grammy al video del año.

 

"Physical" se convirtió en un éxito rotundo

Aunque inicialmente Olivia Newton-John quería evitar que "Physical" saliera a la luz, cuando el público tuvo contacto con la pegadiza melodía no solo se convirtió en su mayor éxito en EE.UU., sino en la canción más vendida de toda la década de 1980 en nuestro país. Tal fue el triunfo, que el tema se mantuvo en el número 1 del Billboard Hot 100 durante diez semanas.

Desde entonces, la canción ha sido reversionada o interpolada por muchas de sus sucesoras, como lo son Kylie Minogue, Sophie Ellis-Bextor, Juliana Hatfield, Doja Cat y Dua Lipa.

Otras Noticias