SUPER MARIO BROS

Excesos, desconcierto y accidentes: así fue el funesto rodaje de la película de Super Mario Bros

El primer intento por llevar al querido fontanero a la gran pantalla resultó ser un estrepitoso fracaso.
martes, 28 de septiembre de 2021 · 00:00

Luego de su debut en 1986, Super Mario Bros se convirtió en uno de los mayores referentes de de los videojuegos y de la cultura popular. El amigable fontanero, acompañado por un variopinto grupo de compañeros, se volvió rápidamente uno de los personajes más influyentes y era cuestión de tiempo que este diera su salto a la gran pantalla.

Desafortunadamente cuando esto ocurrió en 1991, estuvo lejos de tener el éxito esperado. La película basada en la popular propiedad de Nintendo se convirtió en un desastre crítico y de taquilla. Un intento fallido que terminó caratulado como uno de los mayores desastres de la historia del cine.

La película hizo perder 42 millones de dólares en taquilla, sin contar los innumerables productos que fueron lanzados al mercado.

Inicialmente las intenciones eran desarrollar un contenido de calidad que no se centrara únicamente en el público familiar al que se dirigía el videojuego. Para la cinta de Super Mario Bros se llegaron a barajar grandes nombres como el cineasta Roland Joffé y Jake Eberts, que fueron los encargados de poner en marcha el film.

Sin embargo, pese a la luz verde de Nintendo, pocos tenían en claro qué clase de producto querían desarrollar, lo que dio a lugar a constantes cambios de guionistas y, por ende, a varias reescrituras y retrasos.

En búsqueda de darle al filme un enfoque maduro se contrató al guionista Barry Morrow, ganador del Óscar por "Rain Man". Pero su visión extremadamente existencial no convenció y fue despedido y sustituido por Jim Jennewein. Sin embargo, este también sería puesto en la calle por una postura demasiado naif.

Los problemas ocurridos durante el desarrollo también fueron un problema a la hora de fichar al director. En un principio, el estudio apuntaba a la estrella de "Los Cazafantasmas", Harold Ramis, pero debido a los inconvenientes del proyecto este abandonó la producción a semanas de comenzar las grabaciones.

Super Mario Bros ha sido defenestrada por sus propios protagonistas.

La producción tampoco logró conseguir a estrellas como Danny DeVito y Tom Hanks, y se conformó con Bob Hoskins como Mario, mientras que un todavía desconocido John Leguizamo fue elegido para acompañarlo como su hermano Luigi.

Por su parte, Dennis Hopper ocupó el puesto del villano Bowser. Posición para la que inicialmente se habían barajado nombres como Arnold Schwarzenegger o Michael Keaton.

Cuando casi no había más tiempo que perder, el equipo responsable de Super Mario Bros contrató a la dupla de cineastas Annabel Jankel y Rocky Morton. Pero directores nuevos significó una visión nueva. Esto puso nuevamente patas para arriba a la producción.

Diseñado por Shigeru Miyamoto, Super Mario Bros fue lanzado el 13 de septiembre de 1985.

En búsqueda de darle al filme una visión más sofisticada, el proyecto viró a una metáfora sobre el capitalismo. En lugar de un vistoso Reino Champiñón, el escenario era un mundo distópico con una estética cyberpunk.

Dado que el rodaje tenía previsto comenzar en breve, el nuevo libreto se reescribió a velocidad récord, algo que quedó en evidencia para todos. Una anécdota relata que Dennis Hopper estaba extremadamente enojado porque sus líneas de diálogo se modificaron a minutos de rodar.

La situación en el set de Super Mario Bros llegó a ser tan insostenible que los actores admitieron refugiarse en el alcohol durante las grabaciones. Y, por ende, esto también tuvo repercusiones.

El novato John Leguizamo lesionó la mano de Bob Hoskins por estar pasado de copas durante el rodaje de una escena. “Bebíamos demasiado porque todos éramos terribles. Así que bebimos mucho entre tomas”, confesó la estrella en una entrevista con Vulture en 2014.

Fuente: (Nintendo)

 

La película de Super Mario Bros se convirtió en un karma para el género

Como era de esperarse, la combinación de un puñado de malas decisiones no dieron a lugar a nada bueno. En consecuencia, la primera adaptación en acción real de un videojuego no solo fue un fracaso estrepitoso, sino que fue considerada como una de las peores de la historia.

La crítica destrozó a la película de Super Mario Bros. El público también le dio la espalda y como resultado apenas llegó a recaudar 20 millones de dólares luego de haber invertido casi 50.

Los propios actores la defenestraron. De hecho Bob Hoskins la describió como una “pesadilla”. Lo peor fue que Nintendo por décadas se negó a ceder sus licencias, lo que significó que por años sus aficionados perdieron la oportunidad de ver una adaptación decente en la gran pantalla.

Afortunadamente, Super Mario Bros tendrá una nueva oportunidad en 2022 de la mano de una nueva asociación con Illumination Entertaiment. En esta ocasión la película será exclusivamente de animación y contará con las voces de Chris Pratt, Charlie Day, Anya Taylor-Joy y Jack Black.

Otras Noticias