BEYONCÉ

Beyoncé, en contra de las exigencias de la industria: la presión por verse perfecta

La afamada cantante que hoy celebra sus 40 años tuvo que enfrentarse a las terribles presiones que el mundo del espectáculo le impone a las mujeres.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 12:57

La cantante Beyoncé es un ícono mundial. Su música atraviesa todas las fronteras y su nombre es sinónimo de éxito. La admiración con la que cuenta puede ser igualada por muy pocas personas, pero una vida así no es fácil y “Queen Bey” se vio atrapada en situaciones de lo más complejas con respecto a su imagen y las injustas exigencias de la industria hacia las mujeres. 

"Lemonade", de 2016, fue su último álbum de estudio.

La intérprete de “Sandcastles” celebra hoy sus 40 años y es indiscutible que es una de las personas más exitosas del mundo. Sin embargo, ni eso la hizo inmune a las presiones y preconceptos de la industria. Como tantas otras mujeres, desde el comienzo de su carrera, su cuerpo era juzgado incluso con más severidad que su talento. En cierto punto de su vida, se vio consumida por las dietas y las rutinas de ejercicio que hicieron más daño que bien y la llevaron a replantearse todo.

“Mi salud, la forma en que me siento cuando me despierto por la mañana, mi tranquilidad, la cantidad de veces que sonrío, la forma en que estoy alimentando mi mente y mi cuerpo, esas son las cosas en las que me he estado centrando”, confesó Beyoncé hace poco, pero este no siempre fue el caso. En 2013 realizó un plan llamado 22 Days Nutrition, basado en un estricto régimen que ella seguía a rajatabla. Básicamente, se trataba de ser vegano durante esa cantidad de días, pero ella lo llevó demasiado lejos.

Beyoncé tiene tres hijos junto al cantante y productor Jay-Z, con quien está casada desde 2008.

Beyoncé mantuvo el restrictivo plan alimenticio por 44 días y durante ese momento no ingería nada que no permitiera la dieta vegana: carne, lácteos de cualquier tipo y todo lo que tiene origen animal. Pero al parecer, eso no era suficiente y también dejó de consumir azúcares, alcohol e hidratos de carbono. Ahora, con el paso de los años, reconoce que jamás volvería a someter a su cuerpo a algo así. 

“En el pasado, invertía demasiado tiempo haciendo dietas con la idea errónea de que cuidarme significaba hacer ejercicio y ser demasiado consciente de mi cuerpo”, le confesó a la revista Harper's Bazaar, en la que ocupó la portada hace tres semanas. Ahora se da cuenta de que la salud y el bienestar pasan por otro lado y que lo más importante es la estabilidad emocional y mental, algo a lo que le dedica especial atención. "Personalmente he luchado con el insomnio de las giras durante más de la mitad de mi vida; años de desgaste en mis músculos por bailar en tacones; el estrés en mi cabello y en mi piel por usar desde aerosoles y tintes, hasta por el calor de una plancha de rizado y el uso de maquillaje pesado mientras sudaba en el escenario", admitió Beyoncé, que ahora intenta cuidarse de esas cosas.

Ahora Beyoncé es una gran voz a favor de la aceptación de los diversos cuerpos. 

 

El mundo a sus pies y la sororidad como bandera

Beyoncé es una de las celebridades más admiradas del mundo y es tomada como un ejemplo a seguir por millones de personas. Ella es consciente de esto y siempre intenta utilizar su inmensa plataforma para dar mensajes que trasciendan la música e impacten en la comunidad. Uno de los mayores ejemplos de esto es su punto sobre el feminismo, tema que agregó en su canción “Flawless”. “Puse la definición de feminista en mi canción y en mi gira no por propaganda o para proclamar al mundo que soy feminista, sino para dar claridad al verdadero significado”, reveló en una entrevista con Elle en 2016. “Es alguien que cree en la igualdad de derechos para hombres y mujeres. No entiendo la connotación negativa de la palabra, o por qué debería excluir al sexo opuesto”, agregó.

Si bien reconoció que las etiquetas no le gustan y que no sabe si puede definirse como feminista en sí por eso mismo, para ella lo más importante es la igualdad de derechos entre seres humanos y que eso trasciende cualquier tipo de identificación. Su postura es clara y ayudó a que mucha gente comprendiera la verdadera importancia de cualquier movimiento que lucha por esa causa.

Más de

Otras Noticias