BEYONCÉ

Cuentas poco claras: el padre de Beyoncé fue el culpable de la disolución inicial de Destiny’s Child

LaTavia Roberson y LeToya Luckett lanzaron graves acusaciones contra Matthew Knowles.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 20:30

Cuando Beyoncé solo tenía 9 años, su padre, Mathew Knowles quiso crear un grupo musical en el que su hija sería la protagonista indiscutida. Junto a una amiga de la niña que habían conocido en un concurso llamada LaTavia Roberson, el incipiente productor dio inicio a uno de los proyectos más ambiciosos de su vida. En 1992 se unió al dúo Kelly Rowland, quien se convertiría en la compañera inquebrantable de Beyoncé. La relevancia de la agrupación creció cuando conquistaron el segundo puesto en un concurso nacional y, a partir de allí, la fama iría en ascenso.

Destiny's Child fue ganador de múltiples reconocimientos, entre ellos tres Premios Grammy.

La banda liderada por la actual esposa de Jay-Z estuvo a punto de llamarse Cliché o The Dolls, hasta que Tina, la madre de Beyoncé, sugirió el pasaje bíblico que le daría reconocimiento a nivel mundial. En el año 1997, las Destiny’s Child tenían apenas 16 años de edad cuando lograron firmar su primer contrato discográfico con Columbia Record. El gran salto llegaría en 1998 cuando las jóvenes aportaron sus líricas en la banda sonora de la película de Will Smith “Men in Black (Hombres de Negro). Precisamente allí, las cosas comenzaron a complicarse.

El 11 de junio de 2005 en su gira del "Destiny Fulfilled & Lovin' it Tour" en Barcelona, el grupo anunció su separación definitiva.

LaTavia Roberson y LeToya Luckett, las compañeras iniciales de banda de Beyoncé, acusaron a Mathew Knowles de ser poco claro con las regalías que percibía el proyecto y afirmaron que su hija ganaba sumas visiblemente superiores a las del resto de la agrupación. En otoño de 1999 las jóvenes exigieron un nuevo agente. Sin embargo, el poderío de Knowles se haría sentir y las dos miembros fundacionales desaparecerían de la escena.

A principios de 2013 lanzaron su nuevo trabajo discográfico llamado Love Songs, que reunió muchos de sus éxitos como grupo.

Cuando en febrero de 2000, MTV anunció la llegada del videoclip de “Say My Name”, canción que se convertiría en el primer hit internacional de Destiny’s Child, Roberson y Luckett ya no formaban parte de la banda. De manera inesperada, las cantantes fueron sustituidas por Michelle Williams y la efímera Farrah Franklin, que duró solo seis meses y abandonó el proyecto por no soportar la presión.

 

El sendero de las eliminadas de Destiny’s Child

Tras abandonar a Beyoncé, LeToya Luckett y LaTavia Roberson intentaron abrirse camino dentro del sendero de la música con una nueva banda de chicas llamada Anjel. Lamentablemente, la agrupación transitó solo algunos meses sin penas ni gloria. Años más tardes, Luckett se unió a Capitos Records y lanzó su disco solista que tuvo una buena recepción. Por su lado, Roberson se inmiscuyó en el mundo del teatro, pero las cosas no terminarían bien para la artista.

LaTavia padeció graves problemas de adicciones con el alcohol, aunque tras reponerse se convirtió en representante de boxeadores y lidera el ambiente deportivo donde, además, es dueña de una reconocida revista.  Finalmente, Farrah Franklin intentó continuar en la música sin éxito y lo último que se sabe de ella es que en 2016 fue detenida por conducir bajo los efectos de las drogas.

Otras Noticias