ESPAÑA

Cuando el final del coronavirus está a la vista, una nueva infección llega a España

El temor por una nueva pandemia acecha al territorio español.
sábado, 5 de diciembre de 2020 · 12:37

Uno de los principales epicentros de coronavirus a nivel mundial fue España, donde al igual que en los otros países, el fin de la pandemia está cada vez más cerca. Sin embargo, una nueva cepa de gripe aviar llegó al territorio luego de su expansión por toda Europa.

El Gobierno británico había advertido sobre una mutación en el virus de la influenza, presente en más de 29 millones de animales de sus granjas de pollos, pero este caso no es un hecho aislado, puesto que varias naciones del continente registraron la misma cepa, conocida como H5N8, entre sus aves.

La cepa se encontró en Alemania, Bélgica, Francia e Irlanda, entre otros países.

En consecuencia, millones de pájaros de toda Europa fueron sacrificados en un intento de evitar la transmisión de la gripe aviar a todo el mundo. No obstante, estos esfuerzos fueron en vano, ya que con los flujos migratorios de las aves, un halcón llegó a España y podría haber infectado a miles de pollos, gallinas y pavos.

Por esto mismo, se encendió la alarma en el municipio cántabro de Noja -donde identificaron al peregrino-, por lo que las autoridades intensificaron las medidas de bioseguridad para prevenir tanto la propagación del nuevo virus como el contagio en humanos.

Una mutación de la gripe aviar golpeó al mundo en 2009.

Aunque el Laboratorio Central de Algete en Madrid aseguró que esta gripe aviar no se transmite al organismo de los humanos ni por el consumo de carne o de huevos de aves, el temor por una nueva pandemia asecha a España luego de la terrible situación epidemiológica vivida.

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria inició la Red Sanitaria Veterinaria del Ministerio de Agricultura, que consiste en implementar protocolos para evitar que la influenza de las aves continúe en expansión.

Fuente: Telediario Monterrey. 

Por eso, se marcó un primer cordón de control de tres kilómetros alrededor de Noja, dispuesto a evitar el contacto entre las aves de corral y las salvajes.

Además, como medida para impedir la nueva gripe aviar, todos los movimientos comerciales deben ser identificados y registrados, así como también el autoconsumo de aves, ya que en el caso de informarse algún contagio humano, los funcionarios podrían identificar rápido el origen y evitar una nueva pandemia.

Otras Noticias