MYANMAR

Los militares derrocan al Gobierno legítimo de Myanmar: declararon estado de emergencia

Hoy asumiría el cargo la nueva presidenta del país asiático.
lunes, 1 de febrero de 2021 · 11:34

Una facción del ejército de Myanmar se levantó este lunes en contra del Gobierno electo de ese país e impuso un estado de emergencia general que se extenderá a lo largo de un año, mientras "la situación política se estabiliza".

A través de un mensaje transmitido por televisión, los líderes militares de Myanmar informaron que la cabecilla de la Liga Nacional para la Democracia (LND) Aung San Suu Kyi quedó detenida y que el mando del país lo asumirá, temporalmente, el comandante en jefe Min Aung Hlaing.

El partido instó a la población "a no aceptar el golpe del ejército y a responder con intensas protestas" a fin de que puedan retornar al sendero democrático al reconocer el mandato de Suu Kyi, quien ganó la posibilidad de convertirse en la primera mujer en presidir el país tras las elecciones de noviembre de 2020.

Los soldados han sido desplegados en las calles de las ciudades más importantes para evitar posibles movimientos en contra. Asimismo, las telecomunicaciones de acceso público han sido cortadas preventivamente. Numerosos líderes políticos han sido detenidos o enviados a sus casas bajo vigilancia militar.

El presidente saliente, Win Myint, y sus ministros también fueron "capturados", según un informe del ejército.

Aung San Suu Kyi y la transición a la democracia

Aung San Suu Kyi, quien se convertiría en la primera mujer en liderar la nación asiática, estuvo detenida por casi 15 años durante la dictadura militar y fue liberada a partir de la transición que se gestó en 2011 y que concluyó este lunes con el desconocimiento de la voluntad de la mayoría.

Desde 2011 y tras una modificación constitucional, el ejército birmano conserva una parte importante del poder político y económico, y ocupan 25% de los escaños disponibles en el Parlamento, además de controlar los Ministerios de Defensa y Fronteras.

Fuente: (RTVE)

La líder ganó las elecciones de 2020 por una aplastante mayoría que llevó a su partido a congregar el 83% de los escaños del Parlamento, hecho que generó descontento en el ala radical del ejército.

Debido a la gran pérdida de control sufrida en el Parlamento, los militares se mostraron en desacuerdo con el nuevo gobierno, al que acusaron de "amañar el proceso electoral" con el fin de "restarles poder político". Desde enero, vehículos militares y soldados circularon por la capital de Myanmar, Naipyidó, hecho que presagiaba los sucesos acaecidos la madrugada de este lunes y que acabaron con casi diez años de democracia en el país asiático.

Por su incesante búsqueda de la democracia en Birmania, Aung San Suu Kyi fue galardonada en 1991 con el premio nobel de la paz.

La comunidad internacional desconoce al mando militar

La comunidad internacional ha condenado estos actos y los gobiernos europeos, así como el estadounidense, han asegurado que no reconocerán a los militares que gestaron la rebelión en contra del Gobierno legítimo de Myanmar, cuya líder es la activista política Aung San Suu Kyi.

La administración de Joe Biden advirtió a los oficiales militares birmanos que "tomará medidas extremas" si se prosigue el golpe de Estado en contra de los líderes civiles del país.

Otras Noticias