Myanmar

Entre advertencias de sanciones, el nuevo gobernante de Myanmar exige el fin de las protestas

Washington y Gran Bretaña evalúan acciones a tomar.
jueves, 11 de febrero de 2021 · 14:25

El actual líder de la junta de Myanmar, Min Aung Hlaing, se pronunció este jueves para exigirles a los ciudadanos que le pongan fin a las protestas y, con ello, evitar la propagación del coronavirus. Este ya es el sexto día de manifestaciones contra él y la declaración del estado de emergencia.

Min Aung Hlaing y otros altos generales estarían sancionados por Estados Unidos desde 2019 por abusos contra los musulmanes rohingya y otras minorías.

Los ciudadanos se mantienen en descontento por la detención de la presidenta electa Aung San Suu Kyi junto con otros líderes políticos y el golpe del ejército. Estas concentraciones han sido calificadas como las más multitudinarias desde la Revolución del Azafrán de 2007.

Ante la intensidad de las protestas, el general superior Min Aung Hlaing se dirigió a las “personas sin escrúpulos” que han sido las responsables de paros laborales en un creciente movimiento de desobediencia civil, en el que se han sumado médicos, maestros, trabajadores ferroviarios y muchos otros empleados del país asiático.

“A los que están fuera de sus funciones, se les pide que vuelvan de inmediato por los intereses del país y del pueblo sin centrarse en la emoción”, solicitó Min Aung Hlaing.

Los militares acusan a la presidenta electa Aung San Suu Kyi de "tráfico de equipos y comunicaciones"

Posibles consecuencias

El presidente Joe Biden aprobó este miércoles una orden ejecutiva para nuevas sanciones que recaerán sobre los responsables del golpe llevado a cabo el pasado 1 de febrero. “El ejército debe renunciar al poder que tomó y demostrar respeto por el mundo y el pueblo de Birmania, como se expresó en las elecciones del 8 de noviembre", enfatizó.

Washington está cada vez más cerca de imponer sanciones al nuevo mandatario. Evalúan evitar que los generales en Myanmar accedan a mil millones de dólares en fondos de ese Gobierno en territorio estadounidense.

Gran Bretaña también se suma a la lista de los que consideran implementar medidas para castigar la toma de poder. Así lo anunció el secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab. “La comunidad internacional no aceptará el golpe de Estado en Myanmar y haremos responsables a los responsables”, aseguró.

Otras Noticias