Educación

Peligra la vuelta a clases en Argentina: gremio docente convocó a un paro de 72 horas

El Gobierno advirtió que descontará el día a los maestros que falten por protestas.
viernes, 12 de febrero de 2021 · 12:18

A pocos días del inicio de las clases presenciales en la capital de Argentina, el gremio de docentes porteños Ademys convocó a un paro de 72 horas para el próximo miércoles. Los maestros alegan que las condiciones actuales no son las más óptimas para que los alumnos asistan a los centros educativos.

El regreso a las actividades presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, en la República de Argentina, peligra por el descontento de los docentes, quienes aseguran que las autoridades no han tomado en cuenta las “condiciones sanitarias, ni de infraestructura ni salariales”.

Docentes aseguran que las aulas no ventilan al exterior y tampoco cumplen con el tamaño adecuado.

La convocatoria de Ademys se da luego de una extensa asamblea en la que estuvieron presentes los trabajadores nucleados en el sindicato. Todos se mostraron partidarios de llevar adelante medidas de fuerza para presionar al mandatario de la nación argentina.

La intención del paro de 72 horas se hizo pública después de que el jefe de Gobierno de la ciudad capital, Horacio Rodríguez Larreta, presentara el protocolo definitivo para el inicio de clases presenciales.

Según el gremio docente, se han registrado irregularidades en la toma de temperatura, hay “termómetros que no andan” y dispensadores de alcohol en gel vacíos.

“Empujan una vuelta a clases presenciales mientras todos los indicadores muestran que el nivel de contagios está por encima de lo recomendado para dicha apertura, siendo un contexto de muchísimo riesgo”, expuso la organización de docentes mediante un comunicado. Además, señaló que el objetivo del Ministerio de Educación generaría “un incremento de contagios y fallecimientos evitables”.

Posibles sanciones

Las autoridades se han mostrado firmes en su decisión de iniciar un ciclo lectivo con presencia estudiantil. Advirtieron que se les descontarán los días a los docentes que no acudan a sus puestos de trabajo.

La ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Soledad Acuña, puso de manifiesto que los profesores están en todo su derecho a protestar, pero, si buscan evitar sanciones, no deben interferir en la vuelta a las escuelas.