ARGENTINA

Durante su mandato, así fue la relación que Carlos Menem mantuvo con Washington

El expresidente del país estableció fuertes lazos económicos.
domingo, 14 de febrero de 2021 · 18:22

Carlos Menem falleció hoy a los 90 años, tras una larga vida en la política de Argentina. Durante su mandato como presidente de la nación andina, mantuvo una relación estrecha con Washington D.C., debido a sus políticas económicas.

El exmandatario de Argentina fue quien liberalizó la economía del país y fortaleció los lazos con las administraciones de George Bush padre y Bill Clinton, puesto que Carlos Menem visitó en reiteradas oportunidades Estados Unidos para reunirse con sus homólogos.

Menem visitó el país en 1989, para encontrarse con Bush.

Una de las principales medidas tomadas por el expresidente de Argentina fue establecer la paridad peso-dólar, legislación conocida como la Ley de Convertibilidad, en un intento de establecer estrechas relaciones financieras y comerciales con Washington D.C. Tanto es así, que, en 1993, una delegación estadounidense visitó varias regiones de la nación sudamericana en búsqueda de nuevos lazos empresariales.

Este sistema permitió a los argentinos vacacionar en Miami e importar automóviles de todas partes del mundo. Sin embargo, como consecuencia, este plan sentó las bases para una de las crisis económicas más grandes de la historia argentina.

De igual forma, la economía fue solo uno de los aspectos que relaciona a Carlos Menem con Estados Unidos. Por el contrario, también se establecieron varios acuerdos diplomáticos y estratégico-militar, ya que Menem paralizó un embarque nuclear con fines pacíficos en Irán.

Menem fue el presidente argentino que más tiempo estuvo en el cargo.

En ese sentido, las estrechas relaciones con, en ese momento, el embajador estadounidense en Argentina, Terence Todman, generó que Carlos Menem enviara un proyecto de ley al Congreso del país para defender los intereses de las empresas extranjeras en la nación.

Además, Menem fue el principal impulsor de la privatización de las empresas de comunicaciones en Argentina, las cuales se encontraban en la mira de varias compañías de Estados Unidos, por lo que Washington interfirió en esas transacciones.